19/07/2024

Search

Abuelo acusado de abuso se expone a 30 años de prisión

Compartir:

Un exalto funcionario de una empresa estatal, de 62 años, afronta en Villarrica juicio oral y público, acusado de haber abusado de su nieta, cuando la pequeña tenía 9 años de edad. Se expone a una pena de 30 años de prisión y hay un cúmulo de contundentes pruebas. Defensa se enfoca en tratar de excluir las evidencias y en evitar que se comprueben los agravantes del tipo penal de abuso sexual infantil._

 

A.M.M.G., abuelo materno, abusó sexualmente de su nieta de forma sistemática, en un periodo de casi seis meses en el 2020, cuando él tenía unos 59 años y la niña tenía 9 y 10 años de edad, de acuerdo a la acusación fiscal. Actualmente, la víctima tiene 13 años y el acusado está nuevamente con prisión preventiva, ya que salió por varios meses alegando problemas de salud.

Como pruebas está el relato de la víctima en cámara Gessel, dos informes psicológicos, de las forenses de la Fiscalía y el Poder Judicial, un diagnóstico ginecológico y las declaraciones del padre y de la madrastra, explicó la fiscala de Género de Villarrica a cargo del caso, Rosa Arzamendia.

Si bien la expectativa de pena del tipo base del abuso sexual infantil es de 4 a 15 años de prisión, como agravantes está que hubo coito, que la niña tenía menos de 10 años cuando comenzaron los abusos y que se encontraba al cuidado de su abuelo, detalló la agente fiscal. De comprobarse estas circunstancias, el marco se eleva a entre 20 y 30 años de cárcel, de acuerdo al artículo 135 del Código Penal. “Mínimo 20 años es lo que se le tiene que dar”, exigió a los jueces el papá de la niña.

El caso se denunció en el 2021, luego de que su padre vio dibujos de la niña que hacían referencia a los abusos sexuales que sufrió. Estas imágenes también fueron ofrecidas como evidencia.

En tanto que el abogado del acusado, Favio Ramos, intentó excluir como pruebas el testimonio de la víctima argumentando que no se le advirtió a la niña su derecho de no declarar contra un familiar. También pidió la exclusión de los informes psicológicos, porque se hicieron de forma unilateral, sin dar intervención a la defensa. El Tribunal de Sentencia, conformado por los jueces César Acosta (presidente), Miguel Cardozo y Elsie Ortiz Ovelar, rechazó los incidentes.

Además, la defensa niega la posibilidad del coito, argumentando que el abuelo padece disfunción eréctil porque es diabético. También alega que la niña es manipulada por su padre para perjudicar a la familia de la madre. La misma mamá de la víctima niega los hechos y defiende a su padre.

A.M.M.G. es un exalto funcionario jubilado de una empresa estatal, con una pensión de unos G. 80 millones mensuales y dueño de varios negocios en Villarrica, de acuerdo a fuentes.

El juicio comenzó la semana pasada y continuará este lunes en el Palacio de Justicia de Villarrica, con la etapa de documentales. El jueves tiene que declarar el perito que analizó los dibujos de la niña y posteriormente se pasará a los alegatos finales, contó la fiscala Rosa Arzamendia.

Artículos Relacionados