03/03/2024

Search

Abuelo es condenado a 22 años de cárcel por abusar de su nieta 

Compartir:

El Tribunal de Sentencia de Villarrica condenó a 22 años de prisión a un hombre de 62 años exalto funcionario de una empresa estatal, al ser declarado culpable de abusar sistemáticamente de su propia nieta, cuando la niña tenía entre 9 y 10 años de edad. 

Se trata de A.M.M.G., abuelo materno de la víctima, para quien la Fiscalía de Género de Villarrica y la querella adhesiva pidieron 25 años de prisión, sin embargo el Colegiado de Sentencia, conformado por César Acosta, Miguel Cardozo y Elsie Ortiz Ovelar, lo condenó a 22 años, para darle una oportunidad de reinsertarse a la sociedad. La expectativa de pena por el hecho de abuso sexual en niños es de hasta 30 años. 

“El mínimo se da conforme al artículo 135, inciso cuatro, última parte, que habla que ‘la pena no será menor de 20 años cuando la víctima sea menor de 10 años’. Es decir, 10 años para abajo y la niña en su momento tenía 9 años de edad (al inicio de los abusos) conforme su testimonio”, detalló la fiscala Rosa Arzamendia.

El hoy acusado es un jubilado conocido y muy pudiente de Villarrica, con una pensión mensual de unos G 80.000.000 y varios negocios en la capital de Guairá. Cumplirá su condena en la Penitenciaría Regional de Villarrica.

El caso se denunció en el 2021 luego de que su padre vio dibujos de la niña – que fueron incluidos entre las evidencias – que hacían referencia a los abusos sexuales que sufrió.

“Una pena justa, ejemplificadora para toda la sociedad paraguaya; que los niños deben ser protegidos en su integridad y su salud”, sostuvo el abogado querellante, Julio Talavera.

La defensa, ejercida por el Abg. Favio Ramos, pidió la absolución y durante el juicio trató sin éxito desvirtuar las pruebas sobre los agravantes, para tratar de reducir la pena; la misma madre de la víctima defendió a su padre y negó los abusos sexuales, a pesar de las evidencias. Anunciaron que apelarán el fallo.

Al término del juicio se produjeron momentos de tensión en la sala de juicios del Palacio de Justicia de Villarrica. “Espero que te pudras en la cárcel”, exclamó al condenado el padre de la víctima. En tanto, familiares del abusador, incluida su hija y madre de la niña abusada, reaccionaron con violencia y agredieron al papá y a la madrastra. Intervino la policía en medio de gritos como “Por tu culpa le violaron”, “Tu papá es un violador», entre otros.

Artículos Relacionados