03/03/2024

Search

Acusado pretendía apartar a jueces porque “estaba nervioso”

Compartir:

El Tribunal de Apelación en lo Penal, Segunda Sala de Asunción resolvió no hacer lugar a la recusación promovida por la defensa de Pedro Osmar Molinas Melgarejo, contra el Tribunal de Sentencia integrado por los jueces David  Rojas Dos Santos (presidente), Olga Ruiz González y Víctor Medina.

En palabras del propio acusado, este sostuvo que la instancia tribunalicia le “ponía muy nervioso” y los responsabilizó de supuestamente “manosear su defensa”, sin detallar causales o motivos concretos que lo llevaron a una situación de tal naturaleza en el marco del proceso que se le sigue por robo agravado, lesión de confianza y asociación criminal.

Tal es así que los jueces Gustavo Ocampos, Bibiana Benítez y José Agustín Fernández Que, manifiestan que el acusado no incursó su petitorio, en ninguna de las causales previstas en el Art. 520 C.P.P. incluso de su fundamento, se desprende que, lo que lo motiva a recusar al Colegiado en pleno, es un sentimiento que se aflora en él, “me ponen nervioso”, no así en estos juzgadores. 

“En ese sentido, debemos mencionar, que las causales a los efectos del recusar a un Magistrado, son aquellas que ponen en peligro la imparcialidad o independencia de los mismos a la hora de juzgar, por lo que deben corresponder al fuero interno de los jueces, no así de los justiciables, sumado a que, el acusado posee los resortes procesales establecidos en la norma, a los efectos de recurrir una decisión del Colegiado, si esta agravia a sus derechos, no siendo la vía, la de la Recusación.”

“”El incidentista no invoca ninguna causal de recusación, estatuida en el artículo 50 del Código Procesal Penal, esto responde a una finalidad meramente dilatoria y obstruccionista al normal y regular desarrollo del presente proceso, por lo cual debe ser desestimado.”

Pedro Osmar Molinas Melgarejo está acusado por robo agravado, lesión de confianza y asociación criminal. Esta persona es juzgada por su participación en el asalto a un cambista ocurrido en noviembre del 2019 en el centro de Asunción, en pleno mediodía, ocasión en la que se habrían alzado con G. 350 millones.

Artículos Relacionados