03/03/2024

Search

Agente de Homicidios de la Policía testificó en el juicio a Gerardo Stadecker 

Compartir:

En la víspera se presentaron más testigos propuestos por la defensa de Gerardo Stadecker, acusado del supuesto feminicidio de su esposa, Sabryna Breuer. Un agente de Homicidios relató pormenores de lo que vio en la escena aquel 17 de diciembre del 2017, la forma en que encontró al acusado y también aspectos llamativos que notó en la habitación del matrimonio. 

El oficial primero Luis Maria Mendez, que en aquel entonces prestaba servicio en el Departamento de Investigación de Delitos, personal de Homicidios, dio detalles sobre sus observaciones al llegar a la vivienda del matrimonio, el día de la muerte de Sabryna.

Cuando acudió a la casa de Gerardo, había mucha gente, incluidos familiares de Sabryna, personal del laboratorio forense y criminalística de la policía.

Le encontró a Gerardo en la planta baja fumando y logró conversar con él sobre cuestiones del hecho, entre ellos, si el acusado sacaba algún beneficio de la muerte de su esposa, a lo que contestó rotundamente que no.

Cuando subió vio el cuerpo postrado en la cama, sangre que “se trató de limpiar en el suelo”, en el vestidor vio una botella de vodka, y en el basurero dos botellas de cerveza vacías y unas ampollas. 

Remarcó que en la cara de Sabryna se visualizaba un hematoma muy grande y había sangre que salía de la boca y la nariz, no pudiéndose concluir una causa de muerte y por ello el cuerpo fue trasladado para realizarle una autopsia.

El oficial Méndez señaló que se solicitaron los extractos de llamadas del teléfono celular de Gerardo, para constatar si el mismo se retiró de su domicilio esa noche y mañana, pero el informe demostró que permaneció en la casa todo ese tiempo. 

El acusado le había comentado que la relación estaba muy bien aunque pelean de vez en cuando. Comentó además que una noche antes Gerardo había salido a comer con la hija de Sabryna y al llegar, esta se encontraba ofuscada, y luego ella terminó encerrándose en el vestidor. 

Sobre este episodio, el uniformado comentó que Gerardo había manifestado que Sabryna posiblemente habría consumido alguna sustancia, lo que pudo causar su estado de molestia. 

De acuerdo al relato – basado en lo que recuerda que le comentó el acusado – ya por la mañana Gerardo se levantó y la buscó en el vestidor. Al no recibir respuesta, abre la puerta y encuentra a Sabryna desmayada, entonces intenta reanimarla y finalmente llamó a los paramédicos. 

GERARDO ERA UNA MUY TRANQUILO, AFIRMA TESTIGO 

Por su parte, el señor Oddone, testigo citado por la Defensa, testificó que conoce a Gerardo hace unos 35 años, pero que desde su casamiento con Sabryna ya no eran muy frecuentes los encuentros, 

Lo describió como una persona normal, “sin sobresaltos” dedicado al trabajo y que se mantenía activo. 

Comentó que de jóvenes fueron a muchos eventos sociales pero que nunca lo había visto “actuar de una manera extraña” y que el alcohol no le alteraba el sentido del humor, ya que se mantenía en calma. 

Si bien afirmó que no era muy cercano al matrimonio, comentó que por amigos en común se enteró que la pareja tenía problemas, que calificó de normales en una pareja, pero que no tenía conocimiento de que Gerardo haya golpeado alguna vez a Sabryna. 

El testigo describió a Sabryna como “una persona que tenía una personalidad muy fuerte, era muy agradable, simpática, espontánea”.

El juicio proseguirá en la fecha, a partir de las 10:00.

Artículos Relacionados