27/05/2024

Search

Corrupción en la Senad permitió huida de “Tío Rico”, según Fiscalía

Compartir:

El Ministerio Público, a través de un comunicado, explicó sobre los avances realizados hasta el momento en el megaoperativo antidrogas realizado en nuestro país denominado “A Ultranza Py”, y denunció un esquema de corrupción en la Secretaría Nacional Antidrogas (SENAD), alegando que funcionarios supuestamente alertaron a varios de los imputados por el caso para facilitar su fuga.

El operativo, denominado “A Ultranza Py”, desarrollado por los fiscales de la Unidad Especializada de Lucha contra el Narcotráfico, inició con allanamientos a empresas de Asunción y estancias en el interior del país a partir de una investigación sobre un esquema para el lavado de dinero y el envío de cocaína a Europa.

La investigación inició a fines de 2019, con una duración de 27 meses, y vincula a la organización directamente con tres cargas incautadas en Bélgica y Holanda.

Dentro de su comunicado, el Ministerio Público señala que “dicho avance investigativo en la Unidad Especializada de Lucha contra el Narcotráfico permitió la imputación a más de 31 personas y altas autoridades, algunas ya con prisión preventiva y otras con orden de captura internacional. Y se pudo establecer además esquemas de supuesta corrupción en el interior de la Senad, y que habría facilitado la huida de algunos integrantes importantes de la organización criminal, entre ellos Miguel Insfrán, alias Tío Rico.”

“De esta investigación además derivan a la fecha más de 7 denuncias formuladas por la Unidad Especializada de Narcotráfico sobre otros hechos de corrupción que involucran a funcionarios del Estado y que aún se encuentran en curso investigativo”, añade el escrito.

La institución señala así, que “el operativo ‘A Ultranza Py’ tiene como base una investigación abierta en el año 2019, la cual requirió del tiempo y del desarrollo de distintas técnicas especiales de investigación, realizadas conjuntamente con organismos de seguridad, por ser una investigación compleja”.

En cuanto a la complejidad de esta causa, implica “el seguimiento y recolección de evidencias que revelan conductas en actos criminales e ilícitos, por lo que también se tuvo colaboración de agencias internacionales como la DEA, Europol y otras agencias de investigación”.

El pronunciamiento expresa que en el marco de la investigación se precisaba “individualizar y confirmar la participación de las personas individualizadas, recolección de evidencias vinculadas al Tráfico Internacional de Drogas y Lavado de Activos provenientes del Narcotráfico, posteriormente la individualización de bienes muebles e inmuebles que derivarían de las actividades ilícitas en dicha investigación”.

Todo eso bajo fundamentos suficientes y contundentes, que luego puedan sustanciarse en una acusación formal con pedido de juicio para los miembros de la estructura criminal, de la que el miembro más importante, como líder, es Sebastián Marcet, “cuya vinculación con la estructura criminal y su grado de participación se estableció con el curso de la investigación”.

Mediante las diligencias se logró la detención e imputación del supuesto autor principal en las actividades del lavado de activos provenientes del narcotráfico -Alberto Koube Ayala- e incluso un diputado nacional (imputado y con prisión preventiva), Juan Carlos Ozorio Godoy.

En ese sentido, “también se pudo incautar numerosos bienes multimillonarios como: más de 12 aeronaves, helicópteros, embarcaciones, más de un centenar de inmuebles y vehículos de altísimo valor, hoy entregados para su administración y preservación a Senabico y que representan montos históricos en materia de investigación contra el narcotráfico”.

“Con resultados históricos, la investigación sigue abierta y en curso, aguardando el resultado de las distintas diligencias realizadas y de los mecanismos de cooperación internacional involucrados”, concluye el texto de la Fiscalía.

Miguel Insfrán, alias Tío Rico, estuvo por muchos años al frente de Guaraní Business, que tenía muchos depósitos a su nombre, en Mariano Roque Alonso. Se presume que en estos depósitos se acopiaron 4.178 kilos de cocaína que en noviembre del 2021 cayeron en Holanda. También fue investigado por desaparición de personas y otros delitos.

Artículos Relacionados