17/06/2024

Search

Corte mutila Observatorio, atenta contra la transparencia y alienta la impunidad

Compartir:

En agosto de 2019, durante la presidencia del ministro Eugenio Jiménez, se creó el Observatorio judicial, pero luego de eso la Corte nunca demostró voluntad de fortalecer esta importante dependencia en la lucha contra la corrupción y la impunidad. En los últimos tiempos los datos proporcionados sobre casos de corrupción pública fueron mutilados, denunció la presidenta de la Coordinadora de Abogados del Paraguay, María Esther Roa. Por disposición de los ministros, ahora solo se usan las siglas de nombres de procesados por robo al Estado. “Atenta contra la transparencia y la calidad de información que recibe el ciudadano”, apuntó Roa, quien manifestó que conversó con el presidente, Luis María Benítez Riera y los vicepresidentes, Gustavo Santander y Alberto Martínez Simón, quienes prometieron revisar la situación, “pero hasta ahora nada”.

-Doctora, con respecto al funcionamiento del Observatorio de causas judiciales, ¿Qué podés decirnos al respecto?

“Esta dependencia funciona desde agosto de 2019, bajo la presidencia del ministro Eugenio Jiménez Rolón, pero a partir de esa fecha nunca hubo voluntad departe de la Corte de fortalecer esta dependencia que es demasiado importante en materia de lucha contra la corrupción. Es la única herramienta de transparencia y rendición de cuentas que tenemos para enfrentar al flagelo de a impunidad que hoy en Paraguay es la regla”.

-Para que la gente pueda entender, ¿Cuál es la importancia de este Observatorio? ¿Qué es lo que el ciudadano puede encontrar ingresando a la página del Observatorio?

“Antes de 2019, el ciudadano no podía tener ningún informe sobre los expedientes de corrupción pública y crimen organizado, ni siquiera los periodistas. ¿Porqué? Porque el acceso al expediente era para las partes, pero tampoco teníamos una forma de conseguir esa información, por ejemplo, si ya se hizo la audiencia preliminar, si se va o no a juicio oral, si está apelado, etc. Por eso digo que es demasiado importante porque los que los medios de comunicación, las organizaciones nacionales e internacionales y los ciudadanos en general, pueden a través del Observatorio monitorear, controlar los expedientes de corrupción pública. Van a encontrar la carátula, el año, quienes son los fiscales, los jueces, quienes son los abogados, en que estado está la causa. Si no fortalecemos el Observatorio probablemente esos datos, esos informes que pueden servir como estadística, evaluar la calidad de justicia que tenemos en Paraguay y por sobre todo, las cosas cumplir con los compromisos internacionales en materia de lucha contra la corrupción se verán vedados. Hoy día, luego de unos largos años de peregrinar el Observatorio cada vez está en peores condiciones”.

-¿Por qué está en peores condiciones el Observatorio? ¿Qué es lo que hizo o dejó de hacer la Corte?

“Prácticamente está desmembrando algunos informes. Por ejemplo, del día a la noche desaparecen los nombres de las carátulas y se ponen solo las siglas de los procesados. Eso me llamó la atención, razón por la cual conversamos con los funcionarios que nos explicaron que se dio una situación con una persona que se vio afectada porque fue sobreseído en la causa. Entonces, ante la pregunta de si hay una disposición de lo Corte, me dijeron que consultaron, pero que no hay ninguna resolución. Nosotros podemos deducir que no se está manejando un protocolo para ingresar los expedientes, para dar ese contenido del expediente, también aquellas decisiones unilaterales que puedan afectar la calidad de información. Eso sí es grave”.

-¿Por qué se afecta la calidad de la información?

“No responde a los modelos aplicados en otros países. Eso hable con los funcionarios, de que esa decisión no está respaldada por una resolución de la Corte. Eso afecta la calidad de la información. Eso se está corrigiendo de acuerdo a lo que se va detectando. No obstante, también tenemos que ver otra realidad. Cuando digo que no hay voluntad de la Corte de dar las herramientas necesarias para que funcione bien este Observatorio, lo digo con propiedad. ¿Por qué? Porque nosotros acá tenemos apenas 5 o 6 funcionarios que están monitoreando más de 100 expedientes de corrupción pública. Por otro lado, hay serias dificultades para acceder a la información. Los funcionarios tienen que estar rogando a los jueces y a los secretarios para que den los datos. Esos datos son levantados en forma manual y cargados en el Observatorio. Entonces, todo esa manera de llevar a cabo una información y de cargar, los funcionarios son insuficientes y encima, los funcionarios que están en esta dependencia tienen doble función. Por un lado, cumplen la función propia del Observatorio, pero también hacen auditoría de gestión. Entonces, ¿Cómo vamos a tener calidad de información si la Corte no invierte en esta dependencia para pueda tener, computadoras, tecnología y recursos humanos? ¿Cómo vamos a mejorar si la propia Corte no pide a sus relatores, a sus técnicos para ver como van a ingresar esos expedientes en el Observatorio? Hay mucha resistencia, claro, si esto es una pantalla en donde todo el mundo puede ver como está funcionando la justicia en Paraguay. Para mí es preocupante”.

-Es un parámetro de como funciona la justicia, en donde el ciudadano fue ver y verifica como avanzan los procesos en causas en las que siempre tienen mucha injerencia el poder económico y el poder político. ¿Conversaste con los ministros, doctora?

“Hace 15 o 20 días solicité audiencia para conversar y mostrarles”.

-¿Con quienes?

“Con los ministros, el presidente el doctor Riera (Luis María Benítez Riera), el doctor Santander (Gustavo) y el doctor Martínez Simón (Alberto). Me escucharon atentamente y demostraron interés, pero hasta la fecha no hay ninguna reacción. Hace cuantos años que vengo hablando con los presidentes, pero nunca, jamás, prosperó esta oficina. Es tan importante en materia de lucha contra la corrupción y principalmente por la impunidad. Imagínense, cada 15 días un funcionario le pregunta al juez si ya resolvió o no un recurso, etc. Entonces, hay un control institucional para evitar la mora y la manipulación de los expedientes. Acá nos enteramos cuando los expedientes van a la Sala Constitucional o cuando están en la Sala Penal, Tribunal de Apelaciones y también podemos computar cuanto tiempo tardan los jueces y los ministros de la Corte en resolver un caso.

-En conclusión, doctora, para vos, la transparencia que pregona la Corte solo se da en los discursos y no en la práctica.

“Así es. Necesito hechos, yo puedo dar testimonio de que no hay voluntad, de que en varias ocasiones ellos prometieron dotar el Observatorio de todo aquello que necesita. No podemos, bajo ningún contexto, Paraguay no puede enfrentar la corrupción con un precario Observatorio Judicial donde incluso las informaciones son deficientes. Yo le insto a la Corte, como Poder Judicial, porque somos el país más corrupto, el segundo país más corrupto en Sudamérica y el índice de impunidad es asfixiante. Espero, sinceramente, que estas autoridades, que hoy recae en los doctores Riera, Santander y Martínez Simón, pongan la debida atención y fortalezcan el Observatorio. Necesitamos técnicos, funcionarios, etc. La forma de que en Paraguay mejoremos es metiendo preso a los corruptos y recuperando lo robado. ¿Cómo hacemos eso? Con esta dependencia donde podemos tener transparencia y rendición de cuentas”.

Artículos Relacionados