29/02/2024

Search

De esta forma habría operado Auto Supply, como núcleo del tráfico de armas al Brasil

Compartir:

La firma Internacional Auto Supply SA, presidida por Diego Dirisio fue identificada en 2020 como presunta empresa responsable del tráfico de armas al Brasil y de acuerdo a las investigaciones, así operó para materializar este negocio ilícito.   

De acuerdo a la investigación de la Policía Federal de Brasil, el PCC y el Comando Vermelho son proveídos al menos desde el 2019, es decir hace 4 años, de armas que habrían sido importadas de Europa por la firma Internacional Auto Supply SA (IAS), que tiene como presidente a Diego Hernán Dirisio como presidente  y a su esposa, la exmodelo Julieta Nardi, como vicepresidenta. 

Conforme los datos, la firma IAS ubicada en las calles Avda. Guido Boggiani y R.I. 6 Boquerón, de Asunción, la cual sería la principal y única empresa paraguaya que habría importado armas de la empresa HS Produkt – Croacia, cuyos lotes fueron incautados en importantes cantidades en Brasil durante el año 2020 y el año 2021.

En ese sentido, se pudo determinar que el lote de armas de fuego incautado en Salvador Bahía – Brasil, el 25 de noviembre de 2020, habría sido comercializado por María Mercedes Ocampos Centurion (secretaria y vendedora de IAS) con personas que formarían parte de organizaciones criminales, las que finalmente se habrían encargado de trasladarlas de forma clandestina hasta el territorio brasileño. Estas negociaciones se realizaría con previa autorización de quien sería su jefe, Diego Hernán Dirisio.

Las autoridades notaron que los números de serie de las 13 armas incautadas fueron borrados, sin embargo un análisis forense logró recuperar parte de la información suprimida, logrando así identificar la inscripción IAS-PY en diez de las pistolas, indicador de la empresa que importó las armas.

Se cuenta con la hipótesis de que la empresa croata (HS Produkt – Croacia) era encargada de proveer las armas mencionadas y que habrían dejado de realizar negocios con la empresa importadora paraguaya (IAS) por motivo de las incautaciones de las armas que ocurrieron en Brasil, por tanto la empresa IAS habría sido la única en adquirir las citadas armas, por tal motivo la empresa referida se habría visto obligada a empezar a adquirir armas de fuego de otros países, como ser Turquía, Eslovenia, Checoslovaquia.

ESQUEMA 

IAS contaba – de acuerdo a las sospechas – con vendedores que realizan las negociaciones para la venta de armas a personas físicas o jurídicas bajo distintas modalidades; como por ejemplo: Compradores, personas físicas, sin contar con la capacidad económica para adquirir el producto, personas que prestan sus datos y documentos de identidad para concretar la compra de armas, asimismo la venta a locales de caza y pesca que no existirían físicamente o que utilizarían lugares de fachada. 

Estas modalidades tendrían el propósito de concretar la venta pero simulando el verdadero destinatario, vale decir, para ocultar el verdadero destino de las armas de fuego, que posteriormente terminan en manos de organizaciones criminales, las que se valdrían a su vez de personas vinculadas a la estructura criminal asentada en nuestro país para lograr el traslado de las armas de fuego hasta la frontera y así introducirlas al mercado ilegal en Brasil.

Para lograr que las armas de fuego importadas legalmente llegue a manos de las organizaciones criminales que operan en zonas fronterizas, cuentan – siempre según las presunciones – con la colaboración de varias personas que cumplirían funciones específicas para ello, como ser propietarios de cazas y pescas, intermediarios para la venta de armas de fuego, funcionarios de Dirección de Material Bélico (Dimabel), entre otros.

Primeramente, tendrían la colaboración de personas o empresas que compraron efectivamente las armas de fuego, pero simulan que serían propietarias de dichas armas, debido a que actuarían como prestanombres o intermediarios para los verdaderos destinatarios finales.

DATOS BORRADOS

Una vez que los compradores toman posesión del arma, serían entregadas a personas que se encargan de realizar el borrado de serial de estas para evitar su trazabilidad en caso de que sean incautadas, para ello utilizarían lugares que se encuentran ubicados tanto en Ciudad del Este como en ciudades de Central.

Posteriormente, se realizaría el traslado de las armas con serial borrado hasta zonas fronterizas para su entrega a los verdaderos adquirentes, que serían miembros de organizaciones criminales como ser Comando Vermelho o PCC. 

Así mismo, la investigación arrojó información de que el principal objetivo realizaría transferencias de dinero en Estados Unidos a través de un ciudadano paraguayo que residiría allí, por lo que las autoridades de dicho país resolvieron la apertura de una causa respecto a ello.

Otro punto relevante en relación a la venta simulada en cuanto a su destinatario final, es que existiría una poca diferencia de días entre la venta de armas en Paraguay y la incautación de las mismas en Brasil, lo cual denotaría un modo de operar de la estructura criminal dedicada al desvío de armas de fuego, siendo las siguientes personas identificadas como supuestos miembros de la organización criminal dedicada al tráfico internacional de armas desde nuestro país. 

Artículos Relacionados