29/02/2024

Search

Declaran inadmisible reposición de los Garcete por aplicar mecanismo no previsto en ley

Compartir:

El Tribunal de Apelación Penal Especializado en Delitos Económicos, Crimen Organizado y Anticorrupción declaró inadmisible el recurso de reposición parcial contra el AI A.I. N°: 481 que admite la imputación contra Lida Concepción Cano, Roberto Alejandro Garcete y Fabiana Soledad Garcete, esposa e hijos del expresidente de Resistencia, Roberto Garcete Rodríguez, e impone arresto domiciliario para los procesados en la causa por supuesta colaboración en el esquema de «aprietes» de RGD.

Los jueces Arnulfo Arias, Andrea Vera y Arnaldo Fleitas, manifestaron primeramente su coincidencia en que el recurso citado cumple con los requisitos de admisibilidad, previo al estudio de fondo.

Los argumentos de la resolución están basados en el Art. 124 del C.P.P., prescribe sobre las RESOLUCIONES que pueden dictar los jueces, individualizando las mismas por sus formas, “…providencias, autos interlocutorios y sentencias definitivas”.-

El Auto Interlocutorio dictado, ha sido objetado por la vía del recurso de Reposición, previsto para recurrir las providencias de mero trámite; en ese sentido, los medios de impugnación de las resoluciones judiciales, se hallan expresamente regulados, disponiendo, en particular, sobre las que son cuestionables por Apelación General. – Art. 461 del C.P.P.- 

Al haber éste utilizado un mecanismo procesal no previsto en la ley para impugnar un Auto Interlocutorio, corresponde declarar inadmisible el recurso interpuesto, expresa el fallo de la Allzada.

Antecedentes

Roberto Garcete Rodríguez, su esposa Lidia Cano y sus hijos, Roberto Garcete Cano y Fabiana Garcete Cano, fueron imputados por usura, lavado de dinero, asociación criminal y otros hechos punibles por el fiscal Luis Said, quien solicitó la prisión preventiva del primero y el arresto domiciliario de los demás implicados.

 La víctima fue Miguel Eladio Brítez, quien por un préstamo de G. 200 millones, que pagó incluso demás, le despojaron de su casa que tenía un valor de G. 1.500 millones.

Antes del préstamo, Garcete Rodríguez exigió la formalización de un documento por el que María Laura y Rossana Britos debían comprometerse al pago del préstamo, garantizando la operación con el mismo inmueble gravado con la hipoteca antes citada.

Entre el 2013 y 2014, Britos hizo pagos parciales en concepto del préstamo a Roberto Garcete Rodríguez, totalizando la suma de G. 100 millones. El prestamista no le entregó recibos.

 

Artículos Relacionados