27/05/2024

Search

Denuncias sobre caja paralela fueron ignoradas a causa del poder político de Mario Ferreiro, afirmó Soares

Compartir:

Camilo Soares declaró hoy en carácter de testigo en el marco del juicio que investiga la caja paralela en la Municipalidad de Asunción, causa conocida comúnmente como “Asado de fin de semana”. Durante su testimonio, dijo que en varias ocasiones denunció el hecho, pero la influencia política de Mario Ferreiro, uno de los principales acusados, impidió que el hecho sea investigado. 

“Puedo dar testimonio comprobado de que había un grupo operativo que manejaba las licitaciones a discreción para hacer recaudaciones paralelas”, dijo Soares en su carácter de testigo. 

Comentó al Tribunal que tuvo conocimiento de los hechos a partir de Francisco Florentín – principal testigo de esta causa – quien le enseñó el chat de Telegram denominado Asado de fin de Semana, “que era un grupo operativo pero también estaban personas ajenas a la Municipalidad”.

Entre otras cosas, comentó que en varias oportunidades intentó hablar al respecto con el entonces intendente Mario Ferreiro, pero no tuvo éxito.

Relató además que hubo denuncias ante los concejales municipales sobre este hecho, pero eran siempre rechazadas por la mayoría de la Junta Municipal, gracias a la influencia política. “Mario Ferreiro tenía una alianza política con el sector de Horacio Cartes; el presidente de la Junta en ese entonces era el Hugo Ramírez y Nenecho Rodríguez formaba parte del equipo político, entonces eran mayoría y se bloqueaba la investigación”. 

Enfatizó que «Había personas con poder discrecional bastante fuerte, como Marcelo Mancuello, mano derecha de Víctor Ocampos”.

El juicio proseguirá el próximo viernes 14 de octubre, a las 8:30 horas.

Nota relacionada: Se inició el juicio oral a Mario Ferreiro en la causa “Asado de fin de semana” por lesión de confianza

Artículos Relacionados