03/03/2024

Search

El Clan Arteta se especializaba en logística para el tránsito de la cocaína

Compartir:

En la acusación del Ministerio Público contra Atiliano Arteta Aponte, sus tres hijos, un boliviano, un colombiano y otras dos personas más, cuya estructura se especializaba en buscar pistas clandestinas, recibir avionetas con cocaína y reabastecerlas de combustible para que sigan su trayecto.

El clan y sus colaboradores fueron individualizados y detenidos en el marco del caso “Pescador”, que investigaba una red de tráfico internacional de cocaína, que utilizaba a nuestro país como un punto de tránsito de la droga.

Están acusados Atilano Arteta Aponte, Cristian Daniel Arteta Marín, Rolando David Arteta Marín, Derlis Michel Arteta Marín,  David Villalba Báez, Marcelo Raymón Díaz Vélez y/o Jhon Wilson Díaz Vélez, Alias “pescador”, Darwin Fleitas Benítez, Rodrigo Alfredo Cabezas Vargas (boliviano).

La estructura formada por estas personas se encargaba de la introducción al territorio nacional de cargamentos de clorhidrato de cocaína, provenientes de países productores, entre ellos Bolivia, Perú y Colombia, países con los cuales Marcelo Raymon Díaz Vélez tenía contacto y el grupo criminal paraguayo, al cual se unió, tenía interés en realizar negocios con organizaciones criminales de los citados países, mediante el referido ciudadano colombiano.

El plan consistió en introducir la cocaína, a través de pistas de aterrizaje clandestinas ubicadas en el Chaco Paraguayo y/o el Sur del territorio Nacional, reabastecer de combustibles a las aeronaves cargadas con la droga, para que retomen el vuelo hasta su destino final Europa.

FUNCIONES DE CADA MIEMBRO

Atilano Arteta: Líder de la estructura, coordinó con los demás integrantes del grupo, a quienes los instruía, para recibir la carga de cocaína, a través de aeronaves.

Cristian Arteta:, hijo del líder Atilano Arteta, se desempeñaba como operador logístico y encargado de mantener contacto entre la organización criminal y los dueños de las cargas ilícitas, principalmente para recibir los pagos por los servicios que el grupo criminal prestaba, entre ellos, de logísticas, para luego enviar a su padre, con el objeto de que este se encargue de pagar a los demás integrantes del grupo. 

Rolando Arteta, también hijo del líder Atilano Arteta, se encargó de buscar pistas clandestinas de aterrizajes de aeronaves y una vez halladas, informar a su padre, para que las aeronaves, que transportaban cargas de cocaína, puedan descender y sean reabastecidas de combustibles.

Derlis Arteta: el tercer hijo de Atilano Arteta, se encargó de coordinar con Rolando Arteta, en la búsqueda de pistas de aterrizajes clandestinas dentro del país, para que sean utilizadas por el grupo criminal. En tal sentido, Rolando y Derlis Arteta aguardaban las llegada de las aeronaves en las pistas clandestinas, para reabastecerlas de combustibles.

Marcelo Raymón Díaz Vélez: de nacionalidad colombiana, integró la organización criminal como nexo principal entre el Clan Arteta y los proveedores de las cargas de cocaína que ingresaban al territorio nacional en vuelos clandestinos provenientes desde países productores de la región, entre ellos Bolivia, para lo cual, se valía de Darwin Fleitas, quien fungía de su secretario.

El 21 de febrero de 2019, en el local gastronómico «Morado», ubicado en la terraza del shopping «La Galería», el 22 de febrero, en «Churrasquería Acuarela», y el 12 de abril de ese mismo año en Paulista Grill, Marcelo Raymon Díaz Velez, mantuvo reuniones con personas interesadas en concretar la adquisición de cocaína, sin embargo estas personas eran agentes encubiertos de la Senad, con quienes se concretó una supuesta compra de una tonelada de cocaína. 

Darwin Fleitas Benítez: hombre de confianza de Marcelo Raymon Díaz y de tal carácter, lo acompañó en todas las negociaciones hechas con los agentes especiales encubiertos. Durante estas negociaciones los agentes encubiertos recibieron un paquete de cocaína, como muestra de lo que podían obtener. 

Rodrigo Cabezas, de nacionalidad boliviana, ingresó a Paraguay el 11 de mayo de 2019 y se alojó en la vivienda de la familia Arteta, hasta el 12 de junio del mismo año, con el objeto de garantizar al grupo, la concreción en cuanto al ingreso de cargamento de cocaína proveniente de su país, específicamente de 457,5 kilogramos, cargamento hallado el 11 de junio del referido año, en una estancia rural  de Presidente Hayes.

David Villalba: empleado de la Estancia donde se encontró el cargamento, cumplía la función de habilitar al Clan Arteta la pista de aterrizaje clandestina que se encontraba en el mencionado establecimiento, a cambio de víveres.

La Senad utilizó agentes encubiertos quienes se hicieron pasar por interesados en conseguir cocaína y mantuvieron reuniones con Marcelo Raymon Díaz Velez, líder de la estructura criminal. 

En uno de los encuentros, el agente encubierto, contactó con Díaz Vélez y Darwin Fleitas Benítez, ante quienes se presentó como una persona encargada de proveer la logística necesaria para recibir la carga de cocaína, la cual llegaría a nuestro país en aeronaves provenientes de Bolivia hasta un establecimiento ubicado en el Chaco; este le consultó sobre la cantidad de sustancias ilícitas que se estaría trayendo a Paraguay, a lo que el Marcelo Raymon Díaz le respondió 1.000 kilos de cocaína.

Como resultado de estas negociaciones hechas por Díaz Vélez con los agentes encubiertos de la SENAD, el 13 de abril de 2019, Darwin Fleitas, por indicaciones de Marcelo Raymon, llegó hasta el estacionamiento trasero del Shopping Pinedo, ubicado en la ciudad de San Lorenzo y entregó a los agentes encubiertos 1 paquete de cocaína, envuelto en cinta de embalaje, de color negro, con un peso de 1,060 kilogramos, como muestra de la mercadería que el ciudadano colombiano podía conseguir, en una cantidad de 1.000 kilogramos.

LA ACUSACIÓN 

Atilano Arteta Aponte, Cristian Daniel Arteta Marín, Rolando David Arteta Marín, Derlis Michel Arteta Marín, están acusados por actividades tendientes al tráfico internacional, tenencia de sustancias estupefacientes y comercialización (artículos 26, 27 y 44, de la Ley 1340/88); y asociación criminal en grado de autores.

Marcelo Raymón Díaz Vélez, Alias “Pescador” y Darwin Fleitas Benítez, por actividades tendientes al tráfico internacional, y comercialización, y asociación criminal, en grado de autores.

David Villalba Báez y Rodrigo Alfredo Cabezas Vargas, por asociación criminal en calidad de autores. 

 

El juicio por medios telemáticos  a los miembros del clan continua el próximo 13 de junio a las 10 de la mañana.

Artículos Relacionados