03/03/2024

Search

Fiscalía solicita prisión perpetua para los ocho rugbiers acusados de matar a Fernando Baez Sosa

Compartir:

Al final de su alegato por el crimen de Fernando Báez Sosa, la Fiscalía pidió este miércoles prisión perpetua para los ocho rugbiers acusados y también solicitó que se procese por «falso testimonio» a los dos amigos de los imputados que declararon como testigos.

El fiscal Juan Manuel Dávila pidió la pena de prisión perpetua para Máximo Thomsen, Enzo Comelli, Matías Benicelli, Blas Cinalli, Ayrton Viollaz, Luciano, Ciro y Lucas Pertossi, por el «homicidio doblemente agravado por haber sido cometido con alevosía y con el concurso premeditado de dos o más personas en concurso ideal con lesiones leves reiteradas, por el crimen de Fernando Báez Sosa, ocurrido el 18 de enero de 2020 en la localidad de Villa Gesell, Argentina.

En su alegato final, la Fiscalía repasó qué lugares y qué hizo cada rugbier durante el asesinato a Fernando Báez Sosa, de acuerdo a testigos, pericias de ADN y los videos expuestos durante la primera etapa del debate.

Aseguró que los ocho imputados son «coautores» del homicidio porque tuvieron «el co-dominio del hecho, la posibilidad de emprender, proseguir y detener el curso causal del delito».

Además, el representante del Ministerio Público, Dávila ratificó la acusación inicial al afirmar que todos los imputados tuvieron una participación activa en el crimen del estudiante de abogacía.

Un momento más temprano, Gustavo García, fiscal adjunto de caso, sostuvo que los acusados acordaron “por siete minutos matar a Fernando Báez Sosa, esperando el momento adecuado para hacerlo” a la salida del boliche Le Brique.

También argumentó que los acusados «filmaron» el inicio del ataque y dijo que eso es prueba de la premeditación. «Hubo 23 testigos presenciales del hecho y dicen que instantáneamente le pegaron a Fernando», subrayó sobre el terrible hecho.

Acotó que “aprovecharon la circunstancia de que Fernando Báez Sosa estaba conversando y que el personal policial se tuvo que retirar” a otro sitio. Tras esto, “lo atacaron a traición, por sorpresa, por distintos flancos y al unísono” provocando “que cayera al piso para seguir agrediéndolo brutalmente”.

Además, pidieron que TIC, también conocido como el rugbier N°11, y Juan Pedro Guarino sean imputados por falso testimonio. “No se acordaron de nada. No tengo dudas de que por una omisión, mintieron”, concluyó Dávila.

Fuente: A24, Cadena 3, y Clarín.

Artículos Relacionados