03/03/2024

Search

Juzgado blinda Inmuebles confiscados en el Operativo a Ultranza PY 

Compartir:

El Juzgado Penal Especializado en Crimen Organizado, del Tercer turno declaró como bienes sujetos a eventual comiso una serie de propiedades que pertenecen a las empresas e implicados en el esquema de lavado de dinero encabezado por Miguel Ángel Insfrán.

Sobre los siguientes inmuebles, se decretó la prohibición de innovar y se declaró como bienes sujetos a comiso:  

Inmueble ubicado en Yrybucua, tipo de parcela rural, registrado a nombre del imputado Jorge Antonio Giménez Bogado. 

Inmueble individualizado como Dúplex registrado a nombre a Yolanda Ignacia Insfrán Galeano. 

Inmueble ubicado en Arroyos y Esteros registrado a nombre de Agroganadera E Industrial Sol Naciente S.A..

Inmueble con finca registrado a nombre de Summun S.A., (Estancia 23 de abril).

Inmueble individualizado como Finca registrado a nombre de María Selva Vargas de Genes, Mildred Rosalie Vargas de Pujol, Susana Beatriz Vargas de Berea, Stella Maris Vargas de Giudicci y Andrea Cristina Vargas Giménez 

Inmueble inscripto a nombre de la Empresa De Comercio y de Desarrollo Inmobiliario S.A; 

Inmueble ubicado en Altos registrado a nombre de Grupo Tapyracuai S.A..

Inmueble ubicado en Mariano Roque Alonzo, registrado a nombre de Carolina Andrea Tutunyi Zalazar.

Todas estas propiedades pasan a la Administración de la Senabico.

De acuerdo a la investigación del caso A Ultranza, varias organizaciones criminales que se agruparon en territorio nacional, a fin de concretar actividades ilícitas de tráfico internacional de cargas de clorhidrato de cocaína y lavado de activos obtenidos de las ganancias de dicha actividad, que luego fueron inyectadas al sistema financiero formal, mediante la constitución y adquisición de empresas destinadas para tal efecto, además de compras de bienes (muebles e inmuebles) tanto a nombre de personas físicas, como de personas jurídicas, con el objeto de darle un origen lícito. 

insfranLos investigadores sostienen que para este efecto, se unieron tres estructuras criminales, uno de ellos liderado por Sebastián Marcet, otro por los hermanos Insfrán, cuyo encargado de acordar con Marset era Miguel Ángel Insfrán Galeano, y, por último, el núcleo criminal extranjero específicamente de Bolivia, que proveía a las agrupaciones criminales unidas en Paraguay, las sustancias estupefacientes, consistentes en cocaína.

Artículos Relacionados