21/06/2024

Search

“La manera de proteger a los hijos es no involucrarlos en información del trabajo”

Compartir:

El cuidado de la familia y la fe, formaron parte de su día a día como integrante de la Fiscalía Especializada en la Lucha contra el Narcotráfico. La manera de proteger a sus hijas, en no involucrarlas con información de su trabajo.

Doctor cómo es lidiar siendo fiscal antidrogas, con un cargo muy difícil y más en nuestra región, y también cuidar a la familia, porque implica eso cuidar también a la familia.
Una situación un poco complicada en el sentido de que la actividad que realizamos implica renunciar en gran parte a la familia, pero que, en los momentos de ocio, de descanso la volcamos a la familia.
¿Cómo hacías para que de alguna manera tu familia tampoco no sufriera la consecuencia del trabajo como fiscal?
Básicamente consiste en no tocar ningún punto. Tengo tres hijas y en ningún momento yo tocaba lo que hace a la relación laboral mía, tal es así que ha llegado el punto de que esta renuncia que presente para acogerme al privilegio de jubilación, la tuvieron 8 días después, es decir, tal es el punto que mi familia, estaba en totalmente desenchufada de lo que hace a la actividad laboral.

Federal de Brasil, para curso, para especializaciones y esos hechos deben ser mejorados en ese sentido. No solamente para el agente fiscal, sino por sobre todas las cosas a los funcionarios, en este caso asistentes fiscales que llevan en fin la carga laboral, soportan gran parte de la carga laboral, ya que los asistentes son los ojos y las manos nuestras, y nos basamos generalmente en ellos, ya que como tú sabrás, la mayoría de las veces estamos en audiencias preliminares, en juicios y ellos toman la carga en laboral diaria.
Doctor la fe indudablemente es parte de tu día a día, le vemos a Chiquitunga, por ejemplo, aquí cerca tuyo, la fe forma parte de tu trabajo está contigo a diario.
Sí, sí he tenido experiencia en algunos trabajos en la cual me ha acrecentado esa fe, tales que en una intervención en la parte de Puentecillo, nos subimos a un helicóptero y llegó una tormenta que casi pudimos capotar, en otra ocasión, nos subimos en un buque en plena tormenta también, y la última fue en la generación de un intercambio de disparo en Misiones que por poco también nos salvamos, son situaciones que acrecientan la fe en uno

Artículos Relacionados