29/02/2024

Search

“La prescripción no es obstáculo para comiso de bienes con origen en hechos antijurídicos”

Compartir:

El Tribunal de Sentencia integrado por Claudia Criscioni, Yolanda Morel y Jesús Riera, en el fallo que ordenó el comiso de empresas y bienes de Darío Messer en nuestro país, producto del lavado de dinero, dejó en claro que “la prescripción no constituye un obstáculo que impida el comiso y esto está expresamente en el artículo 101 inciso 1º del Código Penal para realizar un comiso autónomo”.

“El Tribunal tiene por acreditado que Darío Messer, ya en la compra, constitución y aporte a futura capitalización de Matrix, Pegasus y Chai, utilizó dinero de hechos antijurídicos”, señalaron los jueces. Agregaron que quedó probado en juicio, que Messer se dedicaba profesionalmente a lavar dinero proveniente de cohechos, hechos antijurídicos, punibles tanto en el Brasil, como en Paraguay.

 

La defensa había afirmado que no se pudo establecer el origen antijurídico del dinero empleado por el acusado en Paraguay. Sin embargo, el Tribunal asegura lo contrario, refiriendo que se han producido medidos de prueba, que corroboran la delación de premiada de Messer en Brasil y que además explican las actividades ilícitas a las cuales se dedicaba la organización criminal.

 

“El Tribunal tiene por acreditado que Darío Messer ya en la compara, constitución y aporte a futura capitalización de Matrix, Pegasus y Chai, utilizó dinero proveniente de los hechos antijurídicos que se le ha atribuido, puesto que lo que queda muy claro respecto a la producción de medios de prueba es que el señor Darío Messer se dedicaba profesionalmente, vale decir comercialmente, a lavar dinero proveniente de cohechos, hechos antijurídicos punibles tanto en el Brasil, como en Paraguay”, dice el fallo por escrito que dio a conocer el Tribunal de Sentencia con relación al caso Messer.

“Siguiendo esta fundamentación y en atención a que las fechas de compra, constitución y capitalización se dan entre los años 2011, 2012 e incluso 2013, entonces, el resultado típico de lavado de dinero ocurrió en estas fechas y en consecuencia el obstáculo legal para su juzgamiento de estos hechos sería que la terminación de la conducta de disimulación resultado típico del lavado de dinero cometido en Paraguay se daría en estas fechas y en consecuencia estarían prescriptas, en atención a que la imputación fue del año 2018, no habiéndose interrumpido en este caso el plazo de prescripción, entonces el obstáculo legal para la realización de un proceso penal por lavado de dinero sería la prescripción”, añadió.

“Sin embargo, la prescripción no constituye un obstáculo que impida el comiso y esto está expresamente en el artículo 101 inciso 1º del Código Penal para la realización de un comiso autónomo. Entonces, tenemos dos momentos, el momento de la compra, creación y capitalización de las firmas Matrix, Chai y Pegasus, 2011-2013, que la defensa había cuestionado afirmando que no se puede establecer el origen antijurídico del dinero empleado por el acusado para estos fines, a lo que el Tribunal responde que pudo establecer que el origen antijurídico principalmente por lo que hemos descripto, porque en el Brasil se han producido medios de prueba que corroboran a su vez la delación premiada de esta persona y que explican que estas personas, en realidad ya eran empelados de Darío Messer y que se dedicaban a esta así llamada dólar cable. En consecuencia, el lavado de dinero vinculado al resultado típico de disimular el origen mediante la constitución de empresas y la ampliación de capital para estas empresas de 2011 tiene su precedente, los extractos bancarios también se corresponden, extractos bancarios y medios de pruebas obtenidos como resultado de la investigación del hecho precedente ocurrido en Brasil y en Uruguay”, enfatizaron los jueces.

“En conclusión, el Tribunal sostiene que se dan los presupuestos de lavado de dinero atribuidos a Darío Messer, pero respecto a estos hechos terminados en el 2011 al 2013, ha operado la prescripción”, apuntaron.

“Sin embargo, el Tribunal considera que ya la constitución de la empresa y la ampliación del capital de la empresa tiene un origen antijurídico, lo cual fundamenta a su vez el comiso autónomo de las ganancias provenientes de estos hechos antijurídicos”.

“Después viene el segundo momento, desde el 2013 al 2016, en el que se dan las sucesivas transferencias bancarias, lo que se corresponde con la integración de dinero para estas empresas que se da a través de esta cuenta de Bizantine”, refiere el Tribunal.

Artículos Relacionados