03/03/2024

Search

Miembro del clan Rotela amenaza a Tribunal previo a sentencia por asesinato

Compartir:

Antes del dictamiento de sentencia por el asesinato de una menor de 8 años y su tía en el Bañado Sur, presumiblemente a manos de miembros del temido clan criminal, uno de los acusados lanzó una advertencia a los jueces que integran el Tribunal de Sentencia de posible represalias ante una inminente condena.

Los siete acusados emitieron sus palabras finales, varios de ellos pidieron perdón por el hecho, salvo Cristhian Alegre, quien se dirigió a los magistrados exigiendo que “hagan bien su trabajo, porque algún día voy a salir otra vez de la cárcel”.

Tras este episodio, Tribunal de Sentencia presidido por David Rojas e integrado por Olga Ruiz y Victor Medina se retiró de la sala de juicios orales para entrar en etapa de deliberaciones.

Los fiscales Irene Álvarez, Joel Cazal y Alejandro Cardozo Pereira solicitaron elevadas penas:

  • Carlos Junior Villagra Alegre: 27 años y 5 años de medida de seguridad
  • Oscar Ariel Cabello Azcona: 29 años y 5 años de medida de seguridad, además que se le imponga la prisión preventiva.
  • Francisco Gabriel Estigarribia Echeverría: 28 años y 5 años de medida de seguridad
  • Alcides Galeano Torales: 29 años.
  • Cristian Antonio Alegre Cárdenas: 25 años
  • Rubén Santiago Rivas Azcona: 25 años
  • Oscar Matías Sosa Zaracho: 24 años

El caso se inició el 23 de febrero de 2019, cuando 12 hombres, entre ellos Carlos Junior Villagra Alegre, Cristhian Antonio Alegre Cárdenas, Oscar Ariel Caballero Azcona, Oscar Marias Sosa Zaracho, Rubén Santiago Rivas Azcona, Alcides Galeano Torales y Francisco Gabriel Estigarribia Echeverria considerados reos de alta peligrosidad por pertenecer presuntamente al grupo criminal denominado Clan Rotela, y tres menores ya condenados, rodearon y atacaron a tiros la casa de la familia Santander, en 44ª Proyectada y Capitán Figari del barrio Santa Ana, zona del Bañado Sur de Asunción.

En la balacera, resultó muerta la niña Andrea Abigaíl Mereles Santander, de 8 años, y otros tres parientes salieron heridos, así como tres vecinos de la casa contigua.

Una de las heridas, Patricia Mabel Ríos, de 23 años, quien era tía de la niña, también murió el 4 de marzo de ese año en el Hospital de Trauma.

El demencial ataque fue motivado por una rivalidad entre familias autoproclamadas bañadenses originales y otras que se mudaron de la Chacarita luego de la construcción de la Costanera.

Artículos Relacionados