03/03/2024

Search

Niegan redención a dos condenados por secuestro y asesinato de Cecilia Cubas

Compartir:

La jueza de Ejecución, Gilvi Quinónez resolvió no hacer lugar al incidente de redención promovido por Gustavo Lezcano y Agustín Acosta, ante indicios de posible contubernio con actuarios judiciales.

La magistrada tuvo en cuenta que los elementos probatorios que sustentaban dicha solicitud eran de contenido falso. El oficio hace alusión a una serie de contradicciones en los informes remitidos al juzgado a cargo de Quiñónez. que se encuadrarían en posibles hechos punibles.

Específicamente la producción inmediata de documentos públicos de contenido falso, Uso de documentos públicos  de contenido falso y Frustración de la persecución y ejecución penal

Ante esta situación, la jueza remitió los antecedentes al Ministerio Público, en atención a un posible contubernio entre los condenados y actuarios judiciales.

Lezcano y Acosta, condenados a 35 años de cárcel, 25 de pena y 10 con medidas de seguridad formaron parte de lo que se conoce como el grupo “decisor o negociador” del secuestro y posterior asesinato de la hija del expresidente Raúl Cubas, en setiembre de 2004 y febrero de 2005.

Las investigaciones permitieron determinar que el secuestro de Cecilia tenía como uno de los objetivos obtener financiamiento para el partido Patria Libre. 

Al haber un cargo vacante en la comisión directiva del Partido, se realizó la reunión en la primera semana de agosto del 2004, en la que se incluye a Dionisio Olazar como integrante de la Comisión. Con posterioridad, el 15 de agosto de 2004, se realizó la primera sesión ordinaria de la comisión directiva partidaria, la cual se llevó a cabo en la casa de Regina Vda. de Rodas, ubicada en Cantera Boca, Caaguazú. 

Una vez concluida la reunión formal, Osmar Martínez se acercó a un grupo reducido de los miembros de la comisión directiva, entre los mismos se encontraba Dionisio Olazar; en dicha oportunidad Osmar Martínez les comentó que estaba dirigiendo “una empresa importante”, que ciertamente no pertenecía al partido, y que les comentaba al respecto “por considerarlos compañeros de lucha” y, en consecuencia, para que, posteriormente, no les sorprendan los acontecimientos futuros. 

Artículos Relacionados