13/07/2024

Search

Oliver Lezcano afrontará juicio por el homicidio del militar Líder Ríos

Compartir:

La jueza Cynthia Lovera elevó a juicio oral la causa por homicidio doloso contra el policía Oliver Lezcano, por la muerte del militar Líder Ríos. La defensa planteó una larga lista de incidentes pero casi todos ellos fueron rechazados. 

Según la acusación por homicidio doloso, que fue ratificada por la Fiscalía, refiere cuanto sigue: 

El 12 de enero de 2023 a las 23:00 horas aproximadamente en la ciudad de Asunción, en la plaza España ubicada en las calles Luis Migone e/ Sacramento y Santa Rosa de la ciudad de Asunción, Oliver Lezcano y su esposa Ada Arasy Ruiz Díaz, fueron hasta ese lugar en un automóvil Volkswagen marca Gol color negro que era utilizado por la victima Líder Ríos Cañete ya que el mismo además de ser personal militar era Bolt en su tiempo libre. 

El mismo había recogido previamente a Oliver Daniel Lezcano Galeano y se había dirigido hasta ese lugar y en el horario y fecha mencionado ingresaron a la plaza España y dentro del vehículo le disparó ocasionándole la muerte a Líder Ríos Cañete dentro del vehículo sacándolo y llevándolo a la parte trasera del vehículo para retirarse del lugar con el cuerpo sin vida del mismo. 

Posterior al hecho se apersonaron nuevamente al lugar donde le fue quitado la vida por Oliver Lezcano a Líder Ríos en una camioneta Ford Explorer, se apersonó Oliver Lezcano junto a Ada Arasy Ruíz Díaz, esposa de Oliver Lezcano para verificar el lugar e intentar ver los rastros que quedaron en el mismo.

Vecinos del lugar luego de escuchar el disparo llamaron al sistema 911 de la Policía Nacional quienes realizaron una patrulla y se retiraron porque se había retirado el vehículo Volkswagen marca Gol negro conducido ya en ese momento por Oliver Lezcano. Posteriormente el vehículo de la marca Gol color Negro Ninja Matricula AACV 234 Paraguay fue llevado posteriormente a la vivienda en la que habitaban Oliver Lezcano y su esposa Ada Arasy Ruiz Díaz de Lezcano, donde realizaron procedimientos para intentar borrar las huellas y los rastros del homicidio de Líder Javier Ríos Cañete para posteriormente luego de realizar dicho procedimiento ya que Oliver Lezcano es personal policial abandonaron el vehículo en las calles Rigoberto Caballero e/ Santo Domingo del barrio Petirossi de la ciudad de Asunción. Carolina Ruiz Díaz, pareja de Líder Ríos como no volvía a su domicilio realizó una denuncia ante la Comisaría de Luque por la desaparición del mismo por lo que el personal policial de la comisaría 19 de Asunción así como de la comisaría de Luque de investigaciones de homicidios, antisecuestros y otras dependencias de la policía nacional junto con el Ministerio Público a través de las unidades fiscales de Asunción y Luque iniciaron las tareas investigativas luego de constatadas las denuncias, encontrado el vehículo Gol en el que se cometió el hecho en la plaza España y de tomar las declaraciones de los testigos que habían alertado a los policías del disparo y personal policial fue alertado de que Oliver Lezcano y su pareja Ada Arasy Ruiz Díaz de Lezcano huirían de su domicilio el 24 de enero de 2023 en horario de la mañana fueron interceptados en un vehículo de la marca Hyundai y fueron aprehendidos. 

El mismo día personal policial recibió información de que el cuerpo de Líder Ríos había sido arrojado en las inmediaciones del club Mbigua. Se apersonaron al lugar en las coordenadas precisas de la información recibida y encontraron un cuerpo sin vida cubierto de un polvo blanco que en ese momento se presumía era de Líder Ríos que posteriormente fue comprobado así como también que el polvo era cal. 

Posteriormente se realizó una autopsia al cuerpo en carácter de anticipo jurisdiccional de prueba que confirmó la causa de muerte por disparo de arma de fuego, específicamente trauma cráneo encefálico por proyectil de arma de fuego así como también se verificó a través de procedimientos técnicos la presencia de sangre en el vehículo de Líder Ríos Cañete y la vivienda de los procesados y se pudo incautar el arma utilizada en el hecho.

Durante la preliminar, la defensa del uniformado, ejercida por la Abg. Gilvi Quiñonez, planteó 33 incidentes en total, entre ellos la exclusión de decenas de pruebas, como ser algunas imágenes extraídas de cámaras de circuito cerrado, alegando que relataban una “historia fantástica”. 

Una de ellas es la documental N° 7 el informe N° 5/2023 del 16/01/2023, que hace referencia a supuestas copias de grabaciones de circuito cerrado del local en torno un hecho de abandono de vehículo (que sería de la víctima), “no existiendo acta de levantamiento de evidencia con la firma de los dos testigos requeridos en el Art. 176 y es más, va mucho más allá todavía de la mención de la obtención de las supuestas grabaciones, dado que no menciona o no se hace mención de los equipos de los cuales supuestamente fueron obtenidas dichas grabaciones, ni la obtención por parte de personal especializado para ello, puesto que debemos establecer que para la obtención no puede ser realizada por cualquier persona sino que debe ser realizada por un especialista en el tema”.

Otra de las evidencias cuestionadas fue la nota policial N° 39/22 del 18 de enero de 2023, dirigida al jefe de la división del Departamento de Investigaciones de Asunción sobre un supuesto avance investigativo, “sin valor probatorio, más aún cuando en dicho informe se mencionan supuestas copias de grabaciones de circuitos cerrados del local, no existiendo una vez más el acta de levantamiento de evidencias con firmas de dos testigos hábiles y es más sin la mención de la supuesta obtención de grabaciones, sin mención de los equipos de los cuales supuestamente fueron obtenidas las grabaciones (es decir no se detalla las características físicas de los aparatos de grabación) ni la obtención por parte de personal especializado para ello, puesto que debemos de establecer de que la obtención de grabaciones no se trata de cualquier acto, que puede ser realizado por cualquier personal policial”.

Sobre esta evidencia, expuso que incluye “fotografías cuyos orígenes se desconoce totalmente, porque que se tratan de supuestas imágenes de un vehículo circulando por la vía pública, al decir del informe y que luego retoma, con las supuestas fechas del 01 de diciembre de 2023, a las 23:10 horas, o sea fotografías de quien sabe qué vehículo tomadas en una fecha distinta también a la del hecho ya que datan del 01 de diciembre de 2023 mientras que el hecho es del 12 de enero de 2024, y luego más imágenes de supuestas fotos obtenidas supuestamente por los circuitos cerrados ya cuestionados en puntos anteriores, y otras fotos más de más vehículos donde el informe menciona que se observa un vehículo siguiendo a otro y que x vehículo pertenece a x persona, con una historia fantástica donde la policía va armando como extraída de alguna película de Netflix, puesto que no tienen base científica alguna”. 

Finalmente solo fueron excluidas algunas de las evidencias, debido a que los dispositivos de almacenamiento masivo que las contenían no funcionan.

Artículos Relacionados