19/04/2024

Search

Ordenan prisión preventiva para chofer que intentó enviar cocaína oculta entre bidones de agua 

Compartir:

La jueza Rosarito Montanía admitió la imputación por tenencia y tráfico, y decretó la prisión preventiva de Luis Gilberto Casuriaga Cubilla, chofer de un camión de agua mineral que habría transportado un cargamento de cocaína hasta el Aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi.

El Ministerio Público abrió una causa penal sobre Casuriaga Cubilla por los hechos punibles previstos en el Art. 26 (Tráfico de estupefacientes) y Art. 27 (Tenencia sin autorización de estupefacientes) ambos de la Ley 1340/88, modificada por Ley 1881/2002, en concordancia con el Art. 29 del Código Penal.

La defensa a cargo de los abogados Silvio Chirife y Pablo Faccioli, aseguran que su representado ha acudido voluntariamente ante el Ministerio Público, demostrando así la voluntad de someterse a la justicia, “nuestro defendido no es parte de ninguna estructura criminal y ha caído en esta situación solo por realizar favores a amigos del trabajo, no está en su ánimo obstruir a la justicia, si colaborar con la misma pero para ello debemos ofrecerles garantías sobre su bienestar por lo que solicitamos que el mismo guarde reclusión en la SENAD”, señalan los profesionales.

La magistrada funda la prisión preventiva en la existencia de suficientes elementos de convicción para considerar que el imputado sería presumiblemente responsable de la comisión de los hechos punibles investigados, teniendo en cuenta que se encuentran agregados en autos, suficientes elementos de convicción acerca de su participación, en los ilícitos investigados.

“Tampoco debemos perder de vista que el proceso investigativo se encuentra en un estado incipiente, en la que existen altas probabilidades de que el imputado destruya o modifique elementos de pruebas o incluso, pueda influir en los testigos o peritos a que informen falsamente sobre los hechos o se comporten de manera desleal o inducirlos a tales comportamientos, pues no podemos dejar de considerar la complejidad del caso, en el que incluso, podrían identificarse más personas implicadas y el hoy imputado podría ser un elemento importante dentro de la investigación, considerado incluso, fuente de información clave, por lo que es importante evitar los riesgos procesales, a fin de que el Ministerio Publico, realice las diligencias necesarias y de ese modo, logre llegar a la verdad real y como consecuencia, desbaratar una posible estructura criminal dedicada al tráfico de drogas, que tanto daño hacen a la sociedad. 

“Otro punto a considerar es que, estas actividades delictivas son cometidas por estructuras organizadas (independientemente del nivel de organización), que tienden a generar estrategias y métodos para favorecer la fuga de sus colaboradores o miembros y contribuir en la obstaculización probatoria (amenaza, muerte, etcétera), por lo que para esta Magistratura, el peligro de obstrucción también se encuentra latente.”

Antecedentes

Conforme la hipótesis fáctica sostenida por el Ministerio Público, el sindicado, habría llegado hasta el Aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi, específicamente en la zona de carga a bordo de un camión de la marca JMC perteneciente a la empresa BEL NATURE (distribuidora de agua), y al tiempo de bajar los bidones de agua, también habría bajado dos cajas grandes de color marrón, con Guía Aérea de la empresa DHL con destino a Madrid – España con número de vuelo UX024, las que al ser sometidas al control preventivo realizado en la zona de carga aérea de Cielo Sur (Air Europa) por personal del Departamento de Control Aéreo Portuario, mediante el equipo de Scanner de rayos X, presentaban imágenes morfológicas similares a sustancias estupefacientes, por lo que se procedió a la retención de las citadas cajas, y se comunicó a la Agente Fiscal de turno,

Artículos Relacionados