03/03/2024

Search

Peirano solicita repatriación por incumplimiento de tratado y riesgo para su salud

Compartir:

Luego de que dos jueces hayan ordenado la prisión preventiva para el exbanquero uruguayo José Peirano Basso en dos causas relacionadas al extinto Banco Alemán, su defensa invoca incumplimientos en el tratado de extradición a fin de obtener la revocación de la citada medida cautelar y regresar al Uruguay.

De  acuerdo al escrito presentado, tanto para la causa denominado “Banco Alemán” como en “Fondos Mutuos Banalemán”, expone una serie de violaciones a principios que rigen la dicha materia.

En primer término se cita la violación al principio de especialidad, pues sostiene que el acta de imputación agrega dos tipos penales más a los que figuraban en principio en la orden de extracción. 

Dicho principio de especialidad está regulado por el art. 249 del Código Procesal Penal, («La persona extraditada no podrá ser jugada, ni condenada, ni cumplir pena en el Estado requirente, por otro u otros ilícitos cometidos con anterioridad al pedido de extradición y no comprendidos en este.»), así como en el propio Acuerdo de Extradición entre los Estados Parte del MERCOSUR (artículo 14: «La persona entregada no será detenida, juzgada ni condenada en el territorio del Estado Parte requirente por otros delitos cometidos con anterioridad a la fecha de la solicitud de extradición y no contenidos en ésta…») enumerando seguidamente una serie de excepciones que no aplican en la especie¹.

“El principio de especialidad impide que el estado requirente en desconocimiento de la sentencia dictada investigue y juzgue conductas aparentemente delictivas sobre las cuales el Estado requerido no autorizó la extradición”, señala 

Según la representación del extranjero, el incumplimiento de este principio genera desconfianza hacia el Poder Judicial de nuestro país, que a su criterio figura como infractor. 

“Esta falta de respeto al orden jurídico internacional y a la justicia uruguaya ameritan, a juicio de esta defensa, en primer lugar, la imperiosa necesidad de que la justicia de nuestro país adopte de la manera más urgente las medidas pertinentes para impedir semejante avasallamiento a los derechos de mi defendido y del Estado uruguayo, reclamando su inmediata devolución a nuestro país, siendo éste el único salvoconducto que permite conjurar la violación a los derechos humanos de mi Defendido y el irrespeto indolente del Estado paraguayo a las normas internacionales y a la buena fe como principio rector que deben regir sus relaciones con otros países y; en segundo lugar, el más enérgico reclamo diplomático por parte del Servicio Exterior de la República”

En el documento se consigna además la inobservancia en lo que respecta a las condiciones de la prisión preventiva y el riesgo para la integridad física en virtud al estado de salud de Peirano Basso.

En ese contexto la defensa califica a la Cárcel de Tacumbú como la peor del sistema penitenciario nacional y de todo el continente, comparándola con el “mismísimo infierno”, agregando informes estadísticos sobre la cantidad de personas sin condena y escasa cobertura en materia de salud, nulas condiciones de higiene entre otros.

Asegura que la eventual remisión a Tacumbú, una vez cumplido el plazo de 20 días en ell Departamento Judicial de la Policía, encierra serios riesgos para su derecho a la vida y su integridad física.

Además de la solicitud de repatriaciòn al Uruguay, se solicita la remisión de antecedentes a la Cancillería de dicho país para arbitrar los mecanismos que correspondan a derecho 

Artículos Relacionados