29/02/2024

Search

«Por duda razonable» Tribunal de Luque absolvió a exmiembro del Tribunal de Ética

Compartir:

El Tribunal de Sentencia de Luque conformado por los magistrados Nancy Adorno (presidenta), Isabel Meza y Magdalena Dos Santos, dictó la absolución de toda culpa al exmiembro del Tribunal de Ética del Poder Judicial, Dixon Butterworth Kennedy, procesado por violencia familiar.

La presidenta del Tribunal, explicó que varias de las denuncias hechas por la víctima «no tienen sustento». Remarcó que tampoco se valoró varias pruebas reproducidas durante el juicio por la misma razón.

La magistrada dijo además que los dos episodios de violencia física denunciadas por la víctima, Ida Braun, expareja del ahora absuelto, no concuerdan con las evidencias presentadas por el Ministerio Público representado en el juicio por el fiscal Juan Carlos Ruiz Diaz, aclarando al mismo tiempo que, este agente no es el responsable de dicha deficiencia ya que solo heredó el caso recientemente, cuando fue designado a atender la causa.

El Tribunal de Sentencia de Luque insistió en que los hechos no fueron probados y que generan dudas razonables, que dichos hechos no se comprobaron con la fuerza suficiente.

SE NECESITA UN TRIBUNAL ESPECIALIZADO

Por su parte, el defensor de la víctima, el abogado Rodrigo Cuevas, lamentó la decisión del Tribunal y afirmó que con urgencia se necesita de jueces especializados en violencia de género. 

Dijo que la decisión judicial no lo convenció y que incluso es muy cuestionable. Aseguró que las pruebas fueron contundentes y que el Tribunal las excluyó por considerarlas genéricas.

Ida Braun, también lamentó la absolución de Dixon Butterworth Kennedy y dijo que no existe justicia en el país. Finalmente agregó, que si su agresor la hubiese matado, hoy, sí estaría condenado. «Gana quien puede y no quien debe», remató.

En esta última jornada del juicio oral declaró el acusado y dijo ser inocente de todos los cargos. Luego fueron presentados los alegatos finales, donde el Ministerio Público solicitó una pena privativa de libertad de 2 años y 6 meses, la querella adhesiva pidió 4 años de cárcel y la defensa del Dixon pidió la absolución.

Posteriormente el Tribunal deliberó y absolvió al exmiembro del Tribunal de Ética del Poder Judicial.

Artículos Relacionados