03/03/2024

Search

Procesada por el caso Pavo Real pretendió anular imputación alegando prescripción 

Compartir:

El juez Gustavo Amarilla no hizo lugar a la Excepción de Extinción de la Acción Penal por Prescripción, planteada por la defensa de Ángela María Kunrath, presunta testaferro de la estructura de lavado de dinero de Jarvis Chimenes Pavão.

Kunrat está imputada por lavado de dinero y por los artículos 42 (asociación criminal) y 44 (obtener beneficios del narcotráfico) de la ley 1.340.

PLANTALANDIA 

Según la imputación,  la empresa Plantalandia SA fue constituida el 10/03/99, sin embargo, desde el año 2.007 habría vinculaciones con el grupo criminal liderado por Jarvis Chimenes Pavão. Sobre el punto, desde el 16/10/07 la firma Plantalandia tendría como representante legal Alfredo Duarte Montiel y socia Ángela María Kunrath, su esposa, hasta 30/06/10; esta firma habría sido utilizada por la organización criminal con el objetivo de disimular las adquisiciones de inmuebles, así como mover grandes sumas de dinero provenientes de las ganancias del tráfico internacional de drogas, ocultando así el origen del mismo.

La defensa sostiene que no es cierto que Plantalandia haya tenido vinculaciones con el grupo criminal de Pavão; refiere la recurrente que en el año 1.998, Alfredo Duarte Montiel conjuntamente con otros profesionales abogados fue contratado por un grupo de productores agrícolas encabezado por el ciudadano alemán de nombre Gottfried Klaiber, para la creación de una empresa dedicada a la producción agrícola y acopio de granos, dando origen así la firma en el mes de marzo de 1.999. 

Posteriormente, en el mes de mayo del año 2.001, los empresarios decidieron cancelar las actividades de la empresa y Gottfried Klaiber por razones particulares debió abandonar el país, y en reconocimiento de los trabajos realizados a su favor por el señor Alfredo Duarte Montiel (Ángela Kunrath) como su apoderado, le ha entregado todas las acciones al portador de la firma.

Para la defensa, Plantalandia S.A., nunca perteneció a ninguna organización criminal, nunca estuvo envuelta en problemas judiciales y nunca tuvo como socio a ninguna de las personas imputadas en la presente causa, a excepción de la encausada Ángela María Kunrath y su esposo Alfredo Duarte Montiel, hasta que ambos han transferido la totalidad de las acciones a terceros en el año 2.010, no teniendo ninguna vinculación con la firma ni sus miembros desde entonces.

TRANSFERENCIA DE INMUEBLES 

En cuanto a inmuebles investigados en la presente causa que vinculan a Kunrath en el caso, la Fiscalía sostiene que un inmueble ubicado en Pedro Juan Caballero fue adquirido en fecha 07/07/04 por Jarvis Pavão por la suma de G 10.000.000 y transferido a su hijo Mendi en fecha 28/07/05, por 35 millones de guaraníes, posteriormente en fecha 07/09/07, Angela Kunrath en representación de Mendi, transfiere dicho inmueble a Alfredo Duarte y este último, en fecha 10/11/09 transfiere a Plantalandia, cuya directora era Kunrath, por G 150 millones. Este inmueble actualmente es un tinglado. Situación similar ocurre con la adquisición de los inmuebles ubicados al costado del tinglado, dichos inmuebles fueron adquiridos por Jarvis Pavão en fecha 30/08/04 por G 20 millones y transferido a Mendi en fecha 28/07/05 por G 60 millones, luego, en fecha 07/09/07 Ángela María Kunrath, en representación de Mendi transfiere a Alfredo Duarte por G 120 millones y este último en fecha 10/11/09 transfiere a Plantalandia, cuya directora era Ángela María Kunrath, por G 350 millones. 

Estas maniobras de transferencias de inmuebles habrían sido realizadas debido a que en el año 2007 Mendi Pavao (quién tenía la titularidad de esos inmuebles en ese entonces) había sido detenido en la estancia 4 Filhos, y al un mes de ser detenido habría transferido los inmuebles con el fin de resguardar los inmuebles de un eventual comiso. Es decir, estos inmuebles que pertenecían a Jarvis Chimenes, luego a Mendi y que habría sido transferido a Alfredo Duarte y por último transferidos a Plantalandia en concepto de aporte de capital con el fin de ocultar a los verdaderos propietarios y la procedencia de los inmuebles. Pretendiendo de esta manera evitar un eventual comiso. 

Sobre el punto, la defensa alega que el abogado Alfredo Duarte Montiel, en el mes de junio del año 2007 era Asesor Jurídico y representante legal de José Martínez Mendi, quien entonces era un ciudadano común sin antecedentes penales y/o policiales que contrató los servicios de un profesional abogado para asesorarse jurídicamente en defensa de sus intereses y de sus derechos y que José Martínez Mendi fue detenido en fecha 16/08/2007, es decir, un mes y medio después de haber otorgado el poder a favor de Kunrath y fue absuelto por un Tribunal de Sentencia en fecha 14/09/2.010.

Agrega que según el Ministerio Público, como conclusión, supone que Kunrath habría formado parte de la empresa Plantalandia y habría aceptado en su calidad de presidenta los inmuebles pertenecientes a la organización criminal como aporte a favor de la empresa Plantalandia S.A., mencionando además que la misma habría formado parte de la empresa Plantalandia y habría aceptado en su calidad de presidenta los inmuebles pertenecientes a la organización criminal como aporte a favor de la empresa, circunstancia que no es cierto; puesto que la firma Plantalandia S.A. pertenecía a Ángela María Kunrath y su esposo, los inmuebles transferidos a la firma Plantalandia en debida y legal forma por parte del señor Alfredo Duarte Montiel, eran de legítima propiedad del mismo, no reconocían ninguna restricción de dominio ni medida cautelar alguna, y el 50% (cincuenta por ciento) parte ganancial de dichos inmuebles pertenecía a Ángela María Kunrath.

En cuanto a ambas atribuciones, la defensa sostiene que ya han transcurrido más de  15 años de los hechos que le señalan, por lo que alega que se produjo la extinción de la acción penal por prescripción. 

LA FISCALÍA 

La Fiscalía, contestó que las conductas realizadas por Ángela María Kunrath se subsumen dentro de una línea temporal consecuente a lo establecido en la ley penal y que en cuanto al fondo de la cuestión, la investigación se encuentra en estado incipiente y los extremos relatados por la defensa técnica no condicen con los elementos probatorios que se encuentran en el cuaderno de investigación fiscal, poniendo de resalto que la vía incidental o excepcional no es el momento oportuno para la confrontación de las hipótesis mantenidas por el Ministerio Público y la defensa técnica y que el acta de imputación cumple con todos los requisitos exigidos por la ley, por lo que solicitó el rechazo de la acción.

RESOLUCIÓN DEL JUZGADO

En su resolución, el juez resaltó que la imputación fiscal data del 11 de julio del año 2023, de donde en consecuencia, las conductas desplegadas tienen una retrospectiva de análisis de investigación de quince años hacia atrás, es decir, desde entonces hasta el año 2008. 

La participación societaria y por ende, los beneficios económicos y patrimoniales y la actividad desplegada por Plantalandia S.A., hasta el mes de junio del año 2010, se encuentra aun dentro del periodo de posibilidad de imputación fiscal, por presunto hecho punible que pudiera haber acontecido en el marco de los beneficios económicos provenientes del narcotráfico, ya que hasta dicha fecha aproximadamente esta persona tuvo directa vinculación con la citada persona jurídica.

En materia de prescripción el Art. 102 Inc. 2° es claro en señalar, que el plazo correrá desde el momento en que termine la conducta punible, y en caso de ocurrir posteriormente un resultado que pertenezca al tipo legal, el plazo correrá desde ese momento.

Con base en ese argumento legal, el magistrado considera que no existe fundamento alguno para declarar la prescripción de la acción penal, por lo que resolvió no hacer lugar. 

Artículos Relacionados