26/02/2024

Search

Rechazan prejudicialidad para esposa de fiscal en causa de millonario perjuicio al Indert

Compartir:

El juez Humberto Otazú rechazó el incidente de prejudicialidad deducido por la defensa de Miryan Nancy Giménez de Pereira, esposa del fiscal de Choré Florenciano Pereira, en la causa que investiga un daño patrimonial al Indert por G 900 millones.

En el incidente citado, el abogado Won Suk Choi expone la existencia cuestiones a resolver en el fuero civil relacionados a dichos pozos que fueron objeto de cuestionamiento en las denuncias, estando aún vigente el ‘convenio Marco’ Entre el Instituto Nacional De Desarrollo Rural Y De La Tierra (Indert) y la Organización Desde Abajo Hacia Un Desarrollo Integro Social (Dadis) de fecha 14 de julio del 2.015 , y “estando pendiente que un Juez del fuero civil determine la responsabilidad del constructor contratado de su obligación de cumplir con el contrato para terminar dichas obras inconclusas, entonces existen cuestiones prejudiciales que harían que el proceso penal no pueda siquiera iniciarse ni continuar en su caso”

“Si la organización DADIS desatendiera ese juicio, perdiéndolo por negligencia, por caducidad de la instancia, abandono o desinterés, entonces sí podría hablarse de ese presupuesto del tipo legal, pero no es el presente caso, pues el juicio mencionado se encuentra en plena etapa probatoria, y sigue activo por lo que mientras ese juicio del fuero civil (procedimiento extrapenal) no concluya, no podemos hablar de que se encuentre determinado uno de los elementos constitutivos de la lesión de confianza”, remarca.

Por su parte, desde el Ministerio Público Asimismo, se reafirma que “no existe ningún elemento constitutivo del tipo penal que se encuentre pendiente de acreditación en un fuero extrapenal, como contrariamente lo afirma el incidentista, y a tenor de ello es que el Ministerio Público formuló acta de imputación como resultado de la labor de investigación preliminar objetiva y razonable, encontrándose a la fecha abocada a la investigación para determinar con certeza positiva o negativa la existencia del hecho como acontecimiento histórico así como la participación de los imputados”, señala 

La exposición de fundamentos del magistrado señala a su vez que el juicio civil de incumplimiento de contrato contra el constructor de obras referido por la defensa no tiene relevancia para la configuración de los elementos constitutivos del tipo objetivo del tipo penal referido. Al contrario confirmaría -eventualmente- la hipótesis de que la Sra. Myrian habría tenido la responsabilidad de la custodia de los fondos del INDERT, ya que en razón de ello promovió la demanda en cuestión”  

“En consecuencia, el tipo penal contempla como modalidad de comportamiento, tanto el hacer como el no hacer, que contradiga las normas de un administrador prudente, y que derive en un perjuicio patrimonial… Por ello, se trata de un delito de resultado, consistente en un perjuicio patrimonial, que debió ocurrir por acción u omisión del autor, y además en el ámbito de protección que le fue confiado expresamente en el contrato, la ley o la resolución administrativa”, explica el  juez Otazú.

Artículos Relacionados