26/02/2024

Search

Rectifican pedido de fiscala de blanquear una presunta estafa de US$ 12 millones

Compartir:

La fiscala adjunta Patricia Rivarola rectificó el pedido de la fiscala Daniela Benítez, de sobreseer definitivamente a Carlos Amado Laso y Mauricio de Souza Mascolo, imputados por una presunta estafa de US$ 12 millones. Benítez, incluso ignoró una pericia del Laboratorio Forense del Ministerio Público, que concluyó que hubo un enorme perjuicio patrimonial a la víctima. Rivarola apuntó en su dictamen, que luego de analizar los elementos reunidos en la etapa preparatoria, no se tienen argumentos suficientes para pedir la desvinculación definitiva de los implicados en el proceso, ni tampoco presentar una acusación. Planteó el sobreseimiento provisional de Amado Laso y De Souza Mascolo, mientras se convoca a varios testigos y se llevan adelante otras diligencias investigativas.

“Al analizar los elementos reunidos en la etapa preparatoria, se tiene que estos aún o han sido afianzados mediante actos investigativos suficientes para fundar una acusación o en su caso solicitar la desvinculación definitiva de Carlos Amado Laso y Mauricio de Souza Mascolo, en el hecho punible de estafa”, apuntó Rivarola.

Agregó que es importante mencionar que la supuesta participación de los imputados surge de la denuncia presentada por el señor Juan Carlos Ríos Granada. Sin embargo, hasta la fecha los elementos recabados durante la investigación son insuficientes para determinar la participación de los imputados.

“En ese sentido, es importante contar con la declaración testimonial de Juan Pablo Ríos Carnero, hijo del denunciante y quien a partir del año 2018, debido a la enfermedad de su padre, conjuntamente con su hermana, pasaron a formar parte del directorio de la empresa Patromar SACI, oportunidad en la que aparentemente comenzaron a surgir los primeros inconvenientes con los imputados. En el mismo sentido, es necesario contar con la declaración testimonial de Liliana Edith Carnero”, afirmó.

Así también, se requiere la declaración testimonial de la licenciada Eva Cano, contador del señor Juan Carlos Ríos Gracia, quien según este último manifestó cuenta con toda la documentación contable de la empresa Petromar SACI, como ser: constitución de sociedad, libros contables, títulos de acciones, libros de actos de asambleas, entre otros.

También requiere la declaración testimonial del economista, Marcos Paredes, quien según señaló Carlos Amado Laso en su declaración indagatoria, fue la persona que expuso al denunciante la proyección y la viabilidad económica del proyecto.

Igualmente pide la declaración del economista Stan Canovas, quien según Laso, trabajaba para Juan Carlos Ríos Gracia y le dio su visto bueno para la inversión en el proyecto ofrecido luego de analizarlo.

Luego enumera otras declaraciones testificales.

 

ANTECEDENTE

Fiscala ignoró pericia que concluyó estafa de US$ 12 millones para sobreseer a imputados

 

Pese a que una pericia del Laboratorio Forense del Ministerio Público concluyó que hubo un perjuicio de US$ 12 millones de dólares, la fiscala Daniela Benítez solicitó el sobreseimiento definitivo de los imputados por estafa, Carlos Amado Laso y Mauricio de Souza Mascolo.

Argumentó una supuesta “duda razonable”. Sospechosamente, solicitó abreviación del plazo para acelerar el blanqueo del caso. Está pendiente la audiencia preliminar. La víctima fue el señor Juan Carlos Ríos Gracia. Por otro lado, la misma fiscala imputó a los familiares de Ríos por coacción y extorsión grave y pidió la prisión.

La fiscala Benítez, pese a sendos informes y dictamen del Laboratorio Forense del Ministerio Público que hablan de un perjuicio patrimonial a la familia Ríos, pidió el sobreseimiento provisional.

En el expediente está agregado que la pericia concluyó que la víctima sufrió un perjuicio patrimonial de G. 44.166.102.000, además de US$ 6.451.365.

La pericia hecha por la Contadora Pública Nathalia Giménez Gauto de auditoría forense de la dirección de laboratorio forense del Ministerio Público, refirió que el señor Juan Carlos Ríos sufrió un perjuicio patrimonial millonario. Sin embargo, el hecho podría quedar impune por la postura asumida por la agente fiscal Benítez, quien solicitó el sobreseimiento definitivo de los imputados, porque para ella había dudas. Hizo Caso omiso a informes de los peritos de su propia institución.

De esta forma la fiscal blanqueó a Carlos Amado Laso (español) y a Mauricio Mascolo (brasilero), quien a pesar de contar con un informe técnico hecho por peritos contables del laboratorio forense del Ministerio Publico, en el que se ha determinado la existencia de un perjuicio patrimonial contra la familia Ríos, ha decidido requerir un Sobreseimiento Definitivo a favoreciendo a los imputados.

En su dictamen, Benítez refirió que convocó a la perito a declarar. “En ese contexto, la perito en su declaración aclaró que su conclusión no afirma que las sumas no fueron aplicadas a conceptos propios del emprendimiento, sino que no redituaron como contrapartida en los resultados financieros y económicos esperados, así como que expresa y finalmente, dejó en claro que los contratos suscriptos no contienen la proposición (declaración sobre hechos) de resultados financieros y económicos, lo que efectivamente así surge de su lectura estos contratos”, apuntó la fiscala.

“Para esta representación existe la falta de certeza de que lo señores Carlos Amado Laso y Mauricio de Souza Mascolo hayan cometido y/o participado del hecho por el cual fueron imputados, por lo que la falta de certeza o la duda razonable se encuentra latente y evita sostener una acusación en juicio oral y público”, apuntó.

En su declaración, la víctima dijo que en el 2017 le conoció a Carlos Amado Laso, ciudadano español que se presentó como propietario de una empresa dedicada a la refinería de petróleo. Agregó que le ofreció forma parte del emprendimiento y que fue así que en reiteradas ocasiones se reunieron en la empresa Ríos Repuestos, ubicada sobre Eusebio Ayala, para coordinar el trabajo.

Artículos Relacionados