29/02/2024

Search

“Si no aceptaba lo que se iba a poner en la declaración, iba a ser nuevamente torturado”

Compartir:

Miguel Ángel López Perito, exsenador y activista por los derechos humanos, declaró hoy como testigo en el juicio a Eusebio Torres Romero. Contó que el rol del excomisario era obtener indagatorias bajo torturas y amenazas. 

Su rol, que catalogó como “miserable” era “obtener información mediante amenazas y castigos para confeccionar una declaración indagatoria que iba a ser presentada al poder judicial como pretexto para el enjuiciamiento”, dijo López Perito tras su declaración. 

Agregó que era uno de los tantos interrogadores que tenía el régimen de Stroessner, quien se encargaba de obtener declaraciones indagatorias de los detenidos, todos opositores, bajo amenaza. “A mi me dijeron que si no aceptaba lo que se iba a poner en la declaración, iba a ser nuevamente torturado”, complementó. 

Dijo además que varios de los detenidos fueron castigados con tejuruguái (látigo), electricidad, quemados con cigarrillos para aceptar lo redactado en su declaración indagatoria. 

“Fijense la perversidad de estos psicópatas cuya única finalidad era inventar una historia para justificar porqué abusaban de nosotros, porque estábamos presos”, exclamó López Perito, y agregó que Torres Romero ordenaba y también participaba de las torturas. 

Artículos Relacionados