13/04/2024

Search

Testigo confirma que supuesto narco le prestó su vehículo a Giuzzzio y luego retiró de su casa

Compartir:

Gilberto Enciso, gerente de la empresa Ombu, propiedad del supuesto narco detenido en Brasil Marcus Vinicius Espindola, confirmó en su declaración ante la Fiscalía que el vehículo Kia Canibal, blindado, en el que el entonces ministro del Interior viajó de vacaciones al Brasil el 26 de diciembre pasado, le fue prestado y no alquilado como sostiene el exsenador. El testigo clave resaltó que el 12 de enero del 2022 cuando Giuzzio retornó al país contactó con Marcus para coordinar la entrega de la camioneta. «Unos días después fuimos con el señor Marcus hasta la casa de Giuzzio para retirarlo», remató Enciso cuya declaración desacredita la coartada del exsecretario de Estado, imputado por cohecho pasivo agravado. Además coincide con los mensajes extraídos del celular de Vinicius en el marco del proceso en Brasil.

Enciso, en su declaración ante la fiscalía dijo que Marcus Vinicius, entre los meses de junio y julio de 2021, empezó a relacionarse con el entonces ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, para proveer de chalecos antibalas y vehículos blindados a la Policía Nacional. Fue así que la empresa Ombú, en diciembre de 2021, hizo una presentación de materiales balísticos en la FOPE.
En otra parte de su testimonio, refirió que el 26 de diciembre de 2021 a las 16:15 horas cuando estaba en Ciudad del Este le llamó Marcus Vinicius, quien estaba de viaje hacia el Brasil, y le dijo que el vehículo del doctor Arnaldo Giuzzio sufrió un desperfecto y le pidió preparar y un vehículo para prestarle.

«Me autorizó a preparar el Kia Canibal, color gris, blindado, que no era un vehículo para alquilar ya que era de uso personal de su esposa, Jussara Cabral. Entonces, preparé el vehículo y ese mismo día a las 22:00 horas aproximadamente, personalmente fui hasta el microcentro de Ciudad del Este, ahí me encontré con el doctor Giuzzio y le entregué el vehículo», afirmó Enciso.
Esta parte de la declaración es muy importante, considerando que el testigo aseguró que le entregó a Giuzzio todos los documentos: cédula verde, la cual estaba a nombre de Ombú, habilitación. Además; UN CONTRATO DE ALQUILER, que era al solo efecto que le sirva de permiso para conducir, ya que el vehículo fue prestado por Vinicius, no alquilado.

Luego Giuzzio viajó en el vehículo al Brasil. Volvió el 12 de enero de 2022 y contactó con Marcos para coordinar la entrega de la camioneta.
«Fue unos días después acá en Asunción donde vinimos con el señor Marcus hasta la casa del doctor Arnaldo Giuzzio. ME CONSTA QUE NO SE REALIZÓ NINGÚN PAGO, ni se expidió ninguna factura a nombre de Giuzzio porque el vehículo fue prestado desde el inicio», manifestó el testigo.
La declaración de Enciso desacredita la coartada de Giuzzio, quien se defiende con el contrato de alquiler. Enciso aseguró, que ese documento fue al solo efecto de que le sirva de permiso para conducir.
El testigo insistió en que el vehículo fue prestado y no alquilado. Enfatizó que no se hizo ningún pago y que tampoco se expidió factura.
La declaración de Enciso coincide con los mensajes que Vinicius le envió a Giuzzio y que fueron extraídos del celular que se incautó del poder del presunto narco tras su detención en Brasil.
Giuzzio fue imputado por los fiscales Osmar Legal y Alicia Sapriza por cohecho pasivo agravado. El exministro fue procesado por el juez José Delmás.

Artículos Relacionados