22/03/2023

Testimonios refuerzan inocencia de los hermanos Correa

Compartir:

Hoy declaró el último testigo en el juicio oral y público contra Dionisio y Teresio Correa, conocidos como los “hermanos costureros” quienes afrontan un segundo juicio oral y público por un supuesto asalto, causa de la cual ya fueron absueltos en el primer juzgamiento. 

La abogada defensora Liz Paola Mongelós en conversación con El Observador explicó que uno de los testigos que se presentó en la primera fecha, compañero de trabajo de ellos, no se pudo presentar en esta jornada por motivos laborales. “Tuvimos que desistir de su testimonio porque tampoco se puede hacer por medios telemáticos ya que él trabaja en el interior”. 

Tampoco pudo comparecer un vecino que se presentó en el primer juicio, ya que al transcurrir 5 años de la causa, puesto que es de avanzada edad y su salud está bastante deteriorada. La pertinencia de su testimonio radicaba, en que como vecino de los Correa, introduzca información sobre si usaban o no motocicleta en su día a día, para seguir la línea de la acusación.

Resaltó que también estaba dispuesto que declare otra compañera de costura, quien no pudo acudir porque está con 38 semanas de embarazo.

Mongelós subrayó que el oficial de policía Saul Jara, expuso “un dato importante, la poca iluminación de la plaza y que la misma tiene muchos árboles, lo que es relevante en función de que se pudo ver limitada la capacidad de reconocer a los atacantes, quienes de acuerdo a la denuncia además portaban casco”.

Otro dato relevante denotado por la abogada es que el denunciante explicó que el asaltante portaba el arma de fuego con la mano derecha, pero Dionisio Correa, acusado de usar el arma, es zurdo, lo que contrasta con dicho argumento. “Ni siquiera hay punto de conexión con el atacante, teniendo en cuenta la mano hábil”, acotó.

Asimismo argumentó que también es resaltante la hora de la última comunicación del celular de la víctima, el hombre testificó que estaba hablando con su pareja en el momento del atraco. La última llamada registrada es de las 20:30 según extractos de llamadas, esta fue la última comunicación antes del asalto. 

“Esto es relevante porque a esa hora, cámaras de seguridad captan a Dionisio a las 20:33 minutos, en otro lugar, en otra ciudad, en Asunción, en el barrio Villa Aurelia, calle cercana a su lugar de trabajo (3 de noviembre del 2017)”, enfatizó la defensora, recordando que el asalto fue en San Lorenzo.

“No existe la posibilidad física de que Dionicio esté cometiendo un asalto entre las 20:30 y 21:00 en zona norte de Fernando de la Mora”, agregó.

Con relación a Teresio manifestó que también los testigos pudieron corroborar que él mismo estaba en otro lugar, esperando el transporte público. 

La defensora de los hermanos relató que en este juicio fueron introducidas como pruebas documentales unas capturas de pantalla de la conversación que mantuvo Teresio con su otro hermano entre las 20:53 horas y 21:05 horas que denota que tampoco pudo ser responsable del hecho mientras realizaba esta acción.

“Claramente nos encontramos ante un error”, remarcó la defensora sobre la acusación.

Lamentó que no se haya podido recabar las filmaciones de los colectivos donde ellos viajaban como también de las inmediaciones del lugar donde ocurrió el atraco, para evidenciar cómo se verían los verdaderos asaltantes.

El juicio a los hermanos, acusados de robo continuará mañana a las 10:00 horas. Se presentarán los alegatos finales por parte de la Fiscalía y la defensa.

Artículos Relacionados