26/02/2024

Search

Tribunal condena a exadministrador del Indert y a representante de Fucela 

Compartir:

El Tribunal de Sentencia, integrado por las juezas Yolanda Morel, Claudia Criscioni y Elsa Garcia, absolvio al Extitular del Indert Mario Vega Mereles, al Exjefe de Gabinete, José Luis Clerch Almada, Patricia Báez, representante y directiva de la Fundación Cerro Lambaré (Fucela). En contrapartida, fueron condenados el Exdirector administrativo del ente, Diego Arnildo de los Ríos y Pedro Martín Benítez, de (Fucela) a 2 años de pena privativa de libertad, con suspensión.

El colegiado de Sentencia concluyó, de acuerdo a las evidencias presentadas en juicio, que no se pudo probar la existencia de la lesión de confianza sobre Mario Vega, en su carácter de presidente del Indert, Diego de los Ríos exadministrador y José Luis Clecrh, funcionario, respecto al convenio firmado con Fucela para construcción de pozos de agua en comunidades del interior. 

El Ministerio Público señaló que Mario Vega como presidente, violando sus obligaciones y deberes, obviando un dictamen negativo de la Junta Asesora de Control y Vigilancia, autorizó el segundo desembolso de G 300.000.000, lo que causó un perjuicio patrimonial al Indert y constató una diferencia de G 259.648.874. 

La Fiscalía también sostuvo que Diego de los Ríos causó este perjuicio patrimonial en su carácter de gerente de administración y finanzas por omitir el dictamen, al igual que Luis Clerch, por haber solicitado el expediente y una vez verificado en presidencia, ordena que vuela a su origen, es decir a Administración y Finanzas. 

La presidenta del Tribunal explicó que cuando Fucela presenta un segundo urgimiento para ese segundo desembolso ya había un dictamen favorable, si bien habían elementos pendientes en las obras, muchas otras ya habían sido completadas. Entre los faltantes, se resalta el dosificador de cloro. 

Es así que Vega firmó la resolución para el desembolso de G 300.000.000 quedando pendiente un saldo que estaría sujeto al cumplimiento total de las obras, que totalizaba la suma de G 878.427.479. 

El perjuicio de G 259.648.874 se estableció con base en el primer desembolso de G 439.213.740, otorgado antes de la administración de Vega, y el segundo de G 300.000.000, lo que da un total de G 739.213.740. “Cuando se realizó este primer desembolso, Mario Vega no era presidente del ente, por lo que no puede existir un nexo causal entre el primer desembolso y el perjuicio que se le atribuye, ya que este no autorizó el desembolso”, señaló Morel. 

Si bien al faltar el elemento de nexo causal, no se puede afirmar la tipicidad objetiva de la conducta en relación a la lesión de confianza, el Tribunal también analizó otras cuestiones y concluyó que Vega no violó sus deberes cuando autorizó el segundo desembolso, ya que no podía hacerlo sin un dictamen de la Junta Asesora y de Control del Indert y para cuando se procedió, ya existía un dictamen favorable. 

Al no existir conducta típica de lesión de confianza en Mario Vega entonces falta el elemento de complicidad que es la colaboración, y al no existir un hecho antijurídico, no puede existir una colaboración penalmente relevante, hecho por el cual De los Ríos y Clerch fueron absueltos.

COHECHO PASIVO AGRAVADO Y SOBORNO

En esta porción de los hechos, fueron acusados Diego de Los Ríos, Mario Vega, Pedro Benítez y Patricia Báez, estos dos últimos de la Fundación Cerro Lambaré, de los cuales fueron condenados Benítez por soborno agravado y de los Ríos, por cohecho pasivo agravado. 

 Según la acusación, De los Ríos, el 14 de febrero de 2020 realizó una llamada telefónica desde el teléfono de su funcionaria Yessica Cabrera, en la cual requirió a Benitez, que le pague USD 20.000 “para el número uno” más USD 5.000 mil para él mismo, con la finalidad de autorizar el segundo desembolso, uno de los hechos más discutidos, teniendo en cuenta que la grabación de la llamada fue realizada fue posible gracias a la aplicación “Call up” del teléfono de la funcionaria Cabrera, por lo que la defensa sostuvo que la prueba fue ilegalmente obtenida. 

El Tribunal consideró probado que efectivamente existió esa llamada, que hubo un pedido de parte de De los Ríos y  que Benítez prometió pagar los USD 20.000, pero no se pudo probar la participación de Patricia Báez, ya que a esta solo se le atribuye haber acompañado a su esposo Pedro a retirar el cheque y posteriormente endosarlo para depositar el dinero. 

Por otro lado, no se pudo probar que Vega fue quien hizo el pedido de USD 20.000, si bien en la conversación se refieren a que era destinado al “número uno” es una prueba insuficiente, ya que no existe otro elemento que pueda sostener la acusación. 

“Para nosotros es suficiente el contenido de la llamada que efectivamente De los Ríos le solicitó dinero a cambio del desembolso, tanto para una persona como para él. Nos parece endeble la afirmación o los elementos de convicción proporcionados por el Ministerio Público para que podamos afirmar más allá de la duda que el señor Mario Vega también solicitó dinero a Benítez”, por lo que el Tribunal consideró que no se ha probado el cohecho atribuido a Mario Vega.  

ENSUCIAMIENTO DE AGUAS 

Por este hecho fue condenado el responsable de Fucela, Pedro Benítez, debido a que los pozos encargados en la firma del convenio carecían de un elemento fundamental para garantizar la potabilidad del agua, el dosificador de cloro. 

COBRO INDEBIDO DE HONORARIOS 

A Mario Vega se le atribuyó haber percibido de manera irregular bonificaciones y gratificaciones (honorarios) entre 2019 y 2020 como presidente del Indert. Sobre este punto, el Tribunal explicó que de acuerdo a las evidencias, no quedó demostrado que haya actuado a sabiendas de que ese honorario era indebido. 

“Cuando Mario Vega se incorporó al Indert, estos honorarios eran cobrados por los anteriores presidentes. Todos los presidentes que le precedían, iban firmando la resolución, que también Mario Vega firmó por la cual autorizaba el cobro de los honorarios, que superan el monto autorizado por leyes y decretos presupuestarios. Cuando Mario Vega, a criterio de este Tribunal, se percata de esta situación, el mismo decide dejar de firmar estas resoluciones y deja de percibir estos honorarios”, explicó el colegiado, por lo que fue absuelto. 

Finalmente, por esta causa, Pedro Benítez representante de la Fundación Cerro Lambaré (Fucela) fue condenado por soborno agravado y ensuciamiento de agua a 2 años de pena a dos años con suspensión de la ejecución de la condena, mientras que el exdirector Administrativo del Indert, Diego Arnildo de los Ríos, fue condenado por cohecho pasivo a dos años con suspensión de la ejecución de la condena. 

Artículos Relacionados